Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Una ‘guerra’ millonaria: Las razones del ‘odio’ directivo entre León y Atlas

145

León y Atlas protagonizarán la gran final del Apertura 2021 de la Liga MX a partir del jueves y su rivalidad, al menos en el plano directivo, tiene una larga historia.

Y es que si bien del odio nace el amor,  en esta historia, esa frase se invierte por completo, con los dueños de ambos clubes como protagonistas.

La amistad rota entre Jesús Martínez y Alejandro Irarragorri
Antes de enfrascarse en una lucha entre sí, Jesús Martínez (Grupo Pachuca) y Alejandro Irarragorri (Grupo Orlegi) fueron grandes amigos fuera del ámbito futbolístico, teniendo una influencia enorme por las franquicias que han tenido bajo su mando.

Sin embargo, todo empezó a romperse en 2017, cuando, a causa de los derechos televisivos de la Selección Mexicana, la relación tomó tintes de odio entre los dos directivos más poderosos del balompié mexicano.

Hoy el destino los enfrenta una vez más en el ámbito deportivo con una final inédita: Atlas Vs León. Grupo Orlegi Vs Grupo Pachuca, en una serie que puede sacar chispas tanto dentro como fuera del campo, con algo que empezó a romperse desde hace cuatro años.

¿Por qué pelearon los dueños de Pachuca y Atlas?
En octubre de 2017, los dueños de los 18 equipos del futbol mexicano comenzaron a negociar los contratos televisivos de la Selección Mexicana por los siguientes ocho años.

Para mantener su contrato sobre los derechos de TV del Tri, Televisa y TV Azteca lanzaron una millonaria oferta, pero Jesús Martínez pidió ver otras opciones, quizá más ricas económicamente.

Fue una contraoferta bastante poderosa de Jesús Martínez, acompañado de América Móvil de Carlos Slim, Telemundo y NBC que superó por completo la cifra que las televisoras abiertas pagan por los derechos de los juegos del Tricolor.

No obstante, la oferta no prosperó debido a una renovación automática en un contrato que, según el presidente de Grupo Pachuca, jamás les mostraron.

Jesús Martínez, dueño de Grupo Pachuca.
Alejandro Irarragori, entonces presidente del Club Santos Laguna, siempre apoyó la idea de que la Federación Mexicana de Futbol siguiera el camino de las últimas décadas e incluso se le acusó de aplicar medidas anormales en la negociación.

Estas tácticas de presión para que aceptara la oferta de Televisa-TV Azteca enfadaron en extremo a Jesús Martínez Patiño.

“Me dice: ‘Nos ofrecen 100 millones de dólares por cuatro años en todas las coberturas televisivas’ y mi postura de Grupo Pachuca es: ‘Primero, no vamos a aceptar; segundo, ustedes no van a firmar nada porque tenemos que decirle a todos los socios’. Irarragorri ya no es mi amigo”.
El contraataque de Irarragorri
Un mes después de las declaraciones de Jesús Martínez, el presidente de Grupo Orlegi arremetió contra el entonces dueño de Tuzos, León y Mineros de Zacatecas.

“Los montos que se manejan son totalmente falsos. Hasta risa me da escuchar esas mega cifras que se manejan…”, lanzó el directivo que ahora también administra al Atlas de Guadalajara.

“Sí, llegó una oferta de la NBC, pero lamentablemente no podíamos ni verla porque nosotros estamos basados en un contrato existente”.
La declaración que sentenció el rompimiento de la amistad entre estos dos directivos fue de Irarragorri:

“No me tomo nada personal, al final del día, cada quien tendrá un juicio por el cual tendrá que responder. Lo único que sí sé perfectamente, a mis 46 años, es con quién quiero estar y con quién no quiero estar”.
La abolición del ascenso-descenso
Después de un largo tiempo en que la polémica se mantuvo lejos de estos dos directivos, tres años después, en 2020, los ánimos volvieron a encenderse por la abolición del ascenso y descenso en el futbol mexicano por los próximos seis años.

En plena pandemia por el COVID-19, los dueños se reunieron para platicar el rumbo de la Liga Mx por los próximos años, siendo la abolición del ascenso-descenso la noticia que más repercusión tuvo.

El principal señalado de promover el no descenso fue Alejandro Irarragorri, pues Atlas estaba inmiscuido en graves problemas de promedios y consiguió los votos de  Santos (del mismo grupo), Puebla, Morelia, Toluca, Atlético de San Luis, Querétaro, Xolos, América y FC Juárez.

Alejandro Irarragorri, dueño de Atlas desde el 2019.
Le pidió ir de frente
Ante los constantes ataques en redes sociales, el directivo de Grupo Orlegi lanzó un desplegado en redes sociales explicando el por qué de su decisión; pero, lo más interesante, fueron los ataques hacía Jesús Martínez, a quien acusó de filtrar información confidencial de la FMF.

“Jesús, el día que quieras debatir seriamente, abiertamente y de frente, pero ya basta de operar por atrás. Sólo dime el lugar y la hora y ahí estaré. En el ínter, por favor mide las consecuencias que tiene alimentar rencores y manipular la pasión de las aficiones en el entorno actual que vivimos”.
Y concluyó haciendo énfasis en el constante desacuerdo de Martínez con las decisiones tomadas en la Federación Mexicana.

“Te invito a adherirte a lo que la mayoría decide en votación en la mesa, a hacer de esas decisiones una en común, alimentarla y enriquecerla construyendo y aportando para que tenga éxito”.

La rivalidad en la Gran Final
Con toda la enemistad entre estos dos dueños con bastante influencia en el Futbol Mexicano, al grado de ni siquiera hacer negocios de transferencia en el mercado de pases, tendremos una Gran Final llena de expectativa por los roces que se puedan llegar a dar entre Atlas, propiedad de Grupo Orlegi y León, propiedad de Grupo Pachuca.

Los comentarios están cerrados.