Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Un partido religioso compite con Morena

50

Al cumplir con los requisitos de asambleas y con el número de afiliados, la organización política ultraconservadora Encuentro Social compite con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por el registro para convertirse en partido nacional. De hecho, este año México podría tener una fuerza política de corte religioso.

El consejero presidente del IFE, Lorenzo Córdova, informó que Morena, ligado a Andrés Manuel López Obrador, y Encuentro Social, que tiene sus bases de simpatizantes en las iglesias protestantes del país, son las dos finalistas para obtener el registro como partidos.

El órgano electoral federal, explicó el consejero, revisará durante el primer semestre de 2014 la documentación que las dos organizaciones políticas entregaron. “Al parecer hay dos organizaciones que han cumplido con la celebración de las asambleas requeridas, pero no podemos, como hemos venido insistiendo, decir que estas asambleas sean ya válidas”.

Córdova abundó: “hay una organización que se llama Encuentro Social, que al día ha realizado más de 200 asambleas distritales. Pero no se olviden que en el mes de enero todavía pueden seguirse realizando asambleas; se trata de asambleas realizadas con quórum, certificadas por el Instituto, lo que no quiere decir todavía que sean asambleas válidas, esto lo determinará el IFE en los meses por venir”.

Busca defender la vida

Contrario a Morena, Encuentro Social -con base en Baja California, donde ya obtuvo el registro como fuerza política local e incluso cuenta con un legislador y varios regidores- tiene una ideología de ultraderecha. Se califica como el “partido de la familia” y está en contra de las uniones legales entre personas del mismo sexo, el uso de la píldora de emergencia, ente otros temas polémicos.

Sin hacer mucho ruido y lentamente se han hecho de espacios en el poder. En Baja California, donde surgieron, cuentan con un diputado local y cuatro regidores en Mexicali, Tijuana, Rosarito y Ensenada. Y durante los cuatro años que llevan como partido han concretado alianzas con el PRI y PAN.

Su diputado, José Alfredo Ferreiro, fungió como presidente de la Mesa Directiva del Congreso de Baja California e impulsó diversas iniciativas de corte conservador, las cuales, le fueron aprobadas: un decreto para el fortalecimiento de los valores de la familia, reformas que elevan a rango constitucional el matrimonio únicamente entre hombre y mujer.

Además, logró que el gobierno bajacaliforniano pueda contar con una Dirección Estatal de Asuntos Religiosos y un decreto que protege la “vida desde el momento de la concepción y hasta la muerte natural”.

Aunque fue fundado en Baja California, Encuentro Social, también tiene registro como partido local en Tamaulipas y el poder de este está sustentado en sus bases operativas y de simpatizantes de los grupos de religiones protestantes. Incluso su líder es pastor de una iglesia cristiana. También tiene presencia en Yucatán, Chiapas, Distrito Federal, Puebla y Chihuahua.

Su dirigente nacional es Hugo Erick Flores Cervantes, un ex funcionario de la administración de Felipe Calderón y profesor de la División de Asuntos Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), quien ha asegura, en entrevistas previas, que su organización está presente en 30 estados y cuenta con 180 mil afiliados.

Los comentarios están cerrados.