Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Un muerto y 60 heridos en golpe de estado en Burkina Faso, secuestran al presidente

29

UAGADUGÚ, Burkina Faso, sep. 17, 2015.- Una persona murió y varias resultaron heridas durante la represión de las protestas registradas en las calles de la capital de Burkina Faso, Uagadugú, en contra del golpe de Estado dado por una facción militar, informaron fuentes sanitarias. 

Disparos esporádicos y fuertes explosiones se escucharon hoy en el centro de la ciudad, donde soldados en vehículos militares persiguen a los miembros de la oposición que intentan concentrarse para protestar en contra del pronunciamiento.

 

A primera hora de la mañana, varios grupos de la sociedad civil y sindicatos llamaron a sus simpatizantes a movilizarse y resistir el golpe, a pocas semanas de unas elecciones llamadas a poner fin a la transición civil iniciada tras la dimisión del ex dictador Blaise Compaoré.

 

Una persona murió tras ser tiroteada en la carretera que lleva al hospital Yalgado Ouedraogo, el principal de la capital, donde también fueron atendidos varios manifestantes por heridas de bala, según fuentes sanitarias.

 

Los sindicatos han llamado a una huelga general indefinida en todo el país para protestar por el levantamiento militar y exigir el desmantelamiento del Regimiento de Seguridad Presidencial (RSP) o guardia presidencial, cuerpo que secuestró ayer a los líderes de la transición.

 

Dirigentes de la oposición, muchos de ellos candidatos en las elecciones previstas para el 11 de octubre, acordaron reunirse hoy para adoptar una postura común.

 

La nueva autoridad establecida por los golpistas, denominada Consejo Nacional para la Democracia, confirmó esta mañana la disolución del Gobierno de transición y la obligada renuncia de su presidente, Michel Kafando, quien permanece desde ayer en “arresto domiciliario” junto al primer ministro.

 

El Gobierno de transición se instauró en noviembre del pasado año, después de que una revuelta popular pusiera fin a los 27 años de mandato del presidente Blaise Campaoré, cuyo exjefe de Estado Mayor, el general Gilbert Diendéré ha sido proclamado líder del consejo golpista.

 

La primera medida de Diendére ha sido cerrar las fronteras terrestres, marítimas y aéreas, así como establecer un toque de queda para la población a partir de esta tarde.

 

ONU PIDE LIBERACIÓN DE AUTORIDADES DETENIDAS

 

Por su parte, la ONU pidió que se libere de inmediato al presidente interino, primer ministro y dos ministros del gobierno de transición detenidos en el golpe de Estado perpetrado en Burkina Faso.

 

La detención de esos responsables políticos “es inaceptable”, declaró el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Husein, en Ginebra.

 

Reclamó para ellos un trato digno y humano mientras están en manos de los golpistas, que afirman tenerlos bajo arresto domiciliario.

 

“Igualmente pido a los líderes golpistas que eviten el uso de la fuerza, particularmente en el caso de protestas, y que se respete el derecho de la población a participar en movilizaciones pacíficas”, agregó Zeid.

 

Con esta acción militar quedan truncas las esperanzas de que el gobierno transitorio pudiera conducir próximamente al país hacia un gobierno democráticamente electo.

 

“El ejército no debe inmiscuirse en el proceso político. Lo que debe hacer es proteger al gobierno y el Parlamento en funciones y garantizar que las elecciones tengan lugar en octubre”, declaró por su parte el responsable ejecutivo de la Unión Interparlamentaria, Martin Chungong.

 

Burkina Faso se encuentra en un período de transición desde que un levantamiento popular en contra de la introducción de cambios en la Constitución provocó la disolución del Parlamento y la huida del entonces Presidente Blaise Compaoré.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo