Ciudad de México, 6 de julio .– Un colombiano apodado “La Firma” y de todas las confianzas de Nemesio Oseguera, alias “El Mencho”, es el autor intelectual del ataque contra el Secretario de Seguridad Ciudadana capitalino, Omar García Harfuch. Carlos Andrés Rivera Varela es miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), dice un texto de Omar Sánchez de Tagle publicado en The Washington Post.

Informes de la Agencia de Investigación Criminal y de la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) revelaron que “La Firma” no sólo tendría la aprobación de Nemesio Oseguera, sino también del segundo al mando del cártel, Gonzalo Mendoza Gaytán, alias “El Sapo”, se expone en la columna de opinión publicada en TWP.

Según las investigaciones que constan en el expediente de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx), a las que tuvo acceso el reportero, Rivera Varela es jefe de plaza en Vallarta, Jalisco. Sin embargo, ha incrementado su presencia en otros estados.

A pesar de que en más de una ocasión ha intentado controlar en la capital del país, sus operaciones han fallado ya que otras organizaciones delictivas no quieren unirse al CJNG porque éstos “han roto ha el pacto entre las organizaciones criminales de no pelear la capital como plaza y no cometer actos de violencia que los pongan en la mira”.

De acuerdo con The Washington Post, “La Firma” planeó el atentado en contra del titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalina como parte de una estrategia de expansión del cártel. Esto se lograría mediante el sometimiento al crimen local, secuestros y asesinatos. Incluso si eso los convierte en un objetivo prioritario para el Estado, “lo importante es controlar las actividades delictivas en Ciudad de México”.

Pero el ataque directo a Omar García Harfuch no resulta una improvisación. Hay un compilado de acciones que han escalado hasta los hechos ocurridos el pasado 26 de junio.

A principios de 2019, la ciudad atravesaba por una de las peores crisis de seguridad. En ese momento Jesús Orta era el titular de la SSC y se había reportado que al menos había 25 grupos criminales responsables de delitos de alto impacto. Entre éstas, se señaló a “La Unión de Tepito”, “Los Molina”, “Los Rodolfos”, el “Cártel de Tláhuac”, “La Fuerza Anti-Unión” y los “Lenin Canchola”.

Omar García Harfuch asumió la titularidad de la SSC en octubre de 2019. Foto: Cuartoscuro.

En ese entonces, García Harfuch se desempeñaba como titular de la Agencia Federal de Investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) y “recomendó detener a las principales cabecillas de esas organizaciones”, según lo reportado por el periodista Omar Sánchez.

Orta no siguió el consejo de Omar García y en su lugar ordenó a su administración realizar varias investigaciones.

Poco después, Omar García Harfuch renunció a la FGR. El periodista de TWP reveló que funcionarios del Gobierno federal le comentaron que Omar García debía realizar “un par de acciones certeras antes de dejar su cargo”.

La solicitud textual era darle oxígeno al Gobierno de Ciudad de México y bajar los delitos y enfrentamientos entre grupos criminales”, expuso Sánchez de Tagle.

La orden se cumplió cuando se llevaron a cabo las detenciones de Jorge Flores Concha, “El Tortas”, líder de “La Fuerza Anti-Unión”, en ese entonces principal contacto de Nemesio Oseguera, y de Pedro Ramírez Pérez, alias “El Jamón”, líder de la “La Unión de Tepito”.

Sobre ésta última, el actual titular de la Policía capitalina también encontró documentos, libretas y equipo de cómputo que comprobaban que Ramírez Pérez “tenía años de dedicarse a crear una red de corrupción al interior de instituciones de seguridad pública de Ciudad de México”.

The Washington Post relató que antes de dejar su cargo en la Fiscalía informó sobre los indicios de una red de corrupción dentro de los órganos capitalinos para proteger a miembros de “La Unión Tepito” y del CJNG. Precisó que los agentes de seguridad eliminaban pruebas e indicios cuando presentaban a los detenidos, para así ser liberados unas horas después.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, giró la atención hacia García Harfuch, y en octubre de 2019 lo nombró nuevo al mando de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Desde el inicio de su administración en la capital del país, Omar García Harfuch se dedicó a desmantelar las células de operación del CJNG. Por ello, recibió múltiples amenazas y ahora, el atentado de hace unas semanas.

“El Gobierno federal tiene un doble reto por delante: seguir el interminable combate a la delincuencia y enfocar sus baterías hacía el Cártel Jalisco Nueva Generación. El atentado contra el jefe de la Policía de Ciudad de México debe tomarse como un mensaje a las autoridades, uno que debe combatirse y en el que debe quedar clara la fuerza del Estado. Se debe redoblar la inteligencia en materia de seguridad y los operativos contra la organización”, finalizó el periodista Omar Sánchez de Tagle.

EL ATENTADO

El atentado en contra del Secretario de Seguridad de la Ciudad de México ocurrió la mañana del pasado viernes 26 de junio en calles de Lomas de Chapultepec. El ataque realizado con armas de alto calibre dejó a tres personas sin vida, dos escoltas de García Harfuch, y una civil.

Sheinbaum Pardo informó que hasta el momento han sido detenidos 19 presuntos implicados en el atentado.

García Harfuch y la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo. Foto: Cuartoscuro.

Omar García Harfuch continúa recuperandose de dos intervenciones quirúrgicas a las que fue sometido luego de recibir tres impactos de bala.