Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Turista asaltada y secuestrada en su viaje a Q Roo dice que no fue violada y que un taxista fue quien la puso a salvo en Cancún

1.775

CANCÚN, MX.-La joven española que fue tomada como rehén el domingo pasado, después de un asalto a una camioneta de transporte en la carretera Cancún-Playa del Carmen, negó haber sido violada, en una entrevista que concedió al medio de comunicación Diario de León, en España.

 

“Soy una afortunada, aquí secuestran a las chicas, las violan, las matan y las dejan por ahí tiradas”, mencionó la agraviada, de 26 años, en esa entrevista, en la cual dio a conocer que logró escapar de su captor.

La agraviada, de 26 años de edad, dejó Cancún el martes pasado, al abordar un vuelo hacia España, junto con su novio, después de las horas de angustia que vivió durante sus vacaciones en Quintana Roo.

La turista disfrutaba de una semana de vacaciones junto con novio en Cancún y el domingo pasaron tomaron una camioneta de transporte para dirigirse a Playa del Carmen, pero en el trayecto se registró el asalto por parte de un sujeto que sacó un fúsil de una mochila.

En su huida, el delincuente tomó a la joven española como rehén y la llevó por un área de maleza, hasta conseguir llegar a Cancún en transporte público, mientras fingía ser su novio, para que nadie sospechara, así como la amenazaba con matarla si lo delataba.

La extranjera relató que el sujeto cometió un robo en una tienda de autoservicio y después, subieron a un taxi, porque planeó cometer otro atraco en una vivienda, pero en este caso, la dejó un momento con el taxista, quien aprovechó para preguntarle si estaba bien y al enterarse de situación, el mismo conductor se retiró del lugar con ella para ponerla a salvo.

“ME TRATABA COMO SU NOVIA”

Fue ahí cuando se adentraron en la selva, tras lo cual Itziar terminó con rasguños, arañazos, lesiones tanto por las plantas o los alambres de púas y picaduras de mosquito. Comenta que hasta tuvo que ser medicada porque al aparecer resultó alérgica a algunas plantas con las que tuvo contacto durante la huida.

Fueron cuatro horas aproximadamente las que la joven tuvo que lidiar con su secuestrador, entre amenazas, intentos de robos y robos a tiendas. Dice que cuando él sintió que podía confiar en ella le compró un agua y le dio una cajetilla de cigarros. Y que públicamente cuando se topaban con otras personas, la trataba como si fuera su novia para disimular.

Después de finalmente robar una tienda abordaron un taxi, a cuyo chofer también amenazó. Hicieron una parada en la que el sujeto armado planeaba asaltar una vivienda y cuando bajó solo y vieron la oportunidad de escapar lo hicieron; fue entonces que gracias al taxista puso salvarse.

Pese a todas las amenazas que el sujeto profirió en su contra, y donde aseguraba que la mataría, cree que no tenía la intención de hacerlo; reitera que el sujeto se veía un poco confundido y perturbado; “parecía desequilibrado, creo que ni él sabe lo que quería, pero ni me hizo daño ni intentó abusar de mí”.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More