Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Tigres de Quintana Roo se despide de su estadio en Cancún

65

El estadio ‘Beto’ Ávila, casa de los Tigres, fue inaugurado el 23 de noviembre de 1980, con una capacidad de cuatro mil espectadores. Foto: Facebook: Tigres de Quintana Roo

Los Tigres de Quintana Roo se despiden con un emotivo video del Estadio de beisbol ‘Beto’ Ávila de Cancún, lugar que fue su casa por 14 largos años, dejando muchas alegrías, campeonatos, juegos de estrella, conciertos y buenas historias para los quintanarroenses.

“Esto no es un adiós, sino un hasta pronto”, las sensibles palabras que los Tigres de Quintana Roo anunciaron el video de despedida. Como bien se sabe, por órdenes del Gobierno Federal, atreves de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se renovará el inmueble en su totalidad.

El club felino se despidió el fin de semana pasado del estadio junto a su afición con una victoria de 7-4 ante los Olmecas de Tabasco, en donde celebró con fuegos artificiales y mariachis.

El Estadio ‘Beto’ Ávila, casa de los Tigres, fue inaugurado el 23 de noviembre de 1980, con una capacidad de cuatro mil espectadores, teniendo a la fecha una vida útil de 41 años; con más de una remodelación y una capacidad actual de nueve mil 500 espectadores.

El estadio desaparecerá en su totalidad, naciendo un nuevo inmueble y complejo deportivo de alto nivel, se busca que sea el mejor estadio de todo el sureste mexicano.

El Estadio Beto Ávila ya  no será igual. Contará con nuevos pasillos, nuevas butacas, espacios más amplios, convirtiéndose en un ícono de nuestro estado en el que se podrán escribir nuevas historias emocionantes alrededor de 108 costuras.

Este nuevo proyecto de rehabilitación del estadio traerá consigo incontables beneficios para el equipo, medios de comunicación, socios comerciales y por supuesto a la fiel afición que día a día merece lo mejor.

Comienzan las obras de la demolición del Estadio Beto Ávila de Cancún

El viernes pasado, Román Guillermo Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) realizó la presentación oficial del proyecto de rehabilitación del Estadio Beto Ávila de Cancún y la construcción de otros espacios deportivos en la Supermanzana 21 como parte del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), las cuales se concretarán con una inversión federal de 205 millones de pesos.

La remoción del Beto Ávila de Cancún es parte de un proyecto de rehabilitación de tres estadios en el Sureste mexicano entre las que se encuentran también el “Centenario 27 de Febrero”, casa de los Olmecas de Tabasco, así como el “Nelson Barrera Romellón”, de los Piratas de Campeche.

Los trabajos correrán a cargo de la firma Constructora Maíz Mier, propiedad de José Maíz García, presidente de los Sultanes de Monterrey y de acuerdo con la SEDATU, deberán estar listos en 170 días naturales (casi seis meses), contados a partir del día hábil siguiente a la formalización del contrato respectivo.

De esta manera se le dirá adiós a un estadio con historia, de grandes alegrías, donde se vivieron momentos felices, en donde jugó el primer equipo profesional de beisbol de Quintana Roo, como lo fueron los Langosteros de Cancún.

Ahora, la casa de los Tigres de Quintana Roo, les dicen un hasta luego y esperaran volver con una nueva casa remodelada para disfrutar con todos los aficionados felinos de todo México y en especial con los quintanarroenses.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo