Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

The Reef Coco Beach incumple a Zofemat y ocasiona erosión de playas

115

Las trampas de arena en que se han convertido las tres escolleras, disfrazadas de muelles o andadores de madera del hotel ecocida The Reef Coco Beach, que pese al ordenamiento de la autoridad ambiental federal no han retirado, provocan que los vientos del sueste se lleven hasta 30 metros de la playa sur, mostrándose una vez más la violación a una de las condicionantes emitida en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Incluso, durante este jueves a partir de la una de la tarde se tiene previsto una reunión entre ecologistas, pescadores, lancheros y dirigentes empresariales con autoridades del ayuntamiento y del estado, en especial de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), ya que desde hace siete meses que la delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a través de los estudios realizados en la zona, tras visita de inspección, determinaron que las tres estructuras deberán retirarse.

La autoridad ambiental citó que se incumplía con una de las condicionantes emitidas en la MIA, el de afectar las zonas aledañas con la erosión de las playas, lo cual está ocurriendo; misma resolución que la semana pasada anunció el delegado federal de la Semarnat, José Luis Funes, que debían retirar las estructuras, en especial la tercera del lado sur para que las corrientes puedan circular y esta semana se vence el plazo para que el promovente entregue el proyecto de remoción del mismo.

Cabe hacer mención, de acuerdo a lo manifestado por los pescadores y lancheros de la zona, que en días pasados la Zofemat del ayuntamiento realizó la medición de la playa afectada mediante batimetría determinando que al menos, de los últimos reportes, se habían perdido en estas últimas semanas más de 30 metros de playa al sur de la última estructura, producto de los vientos del sueste y que no permite el flujo natural de las corrientes.

La fuente explicó que incluso los turistas se han lastimado por ingresar al mar donde hay varillas y piedras, donde antes existió playa, frente al club de playa Caníbal Royal, así como enterrarse un clavo en el pie a bañista que se desprendió de la estructura de madera, demostrando que no sólo es un daño al medio ambiente sino también para los visitantes en su integridad física.

Confían en que tanto la Semarnat como la Profepa no les siga dando “atole con el dedo” y que finalmente se cumpla con la ley, ordenando el desmantelamiento de las tres escolleras para que el problema de la erosión se termine en la zona, cuyo acto sólo ha favorecido al empresario depredador del hotel The Reef Coco Beach, Jorge Montalvo Ferráez alias “Chaquis”.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo