Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

“Sólo quiero ir a casa, estoy viviendo una pesadilla”: Kylie Bretag

24

Lo que su familia consideraba el viaje de sus sueños para celebrar su graduación y cumpleaños 30, terminó en ‘pesadilla’ para la australiana Kylie Bretag, quien fue detenida cuando se dirigía a Cancún.

El 20 de octubre fue detenida en la estación migratoria de Tenosique en Tabasco y el 27 remitida a las instalaciones del Distrito Federal; en tanto que familiares y amigos iniciaron una campaña en redes sociales y medios de comunicación, para exigir su deportación. El caso se difunde  en medios internacionales como la ‘Pesadilla Mexicana’.

Prensa en Europa y Australia han reportado la detención en condiciones precarias de la australiana que pretendía pasar dos semanas en Cancún, dicen que fue recluída en un reducido espacio con varias personas sin que ella hable español. En el DF las condiciones cambiaron, asegura una amiga de la australiana, ahí dormía sola en una habitación.

RECOMENDACIÓN FALLIDA

Kylie quien se reuniría en Cancún con su mejor amiga Natalie Wayt, el 21 de octubre, pero no acreditó el visado pertinente cuando viajaba en un autobús por Tabasco, motivo por el que fue remitida a Migración.

Y es que decidió seguir la ruta recomendada en una página de viajeros, que sugerían la ruta San Diego, Estados Unidos, ingresar por tierrra a México, volar a Guadalajara y de ahí llegar hasta Cancún.

La joven australiana consideró, dicen sus familiares, que así ahorraría dinero, por lo que siguió el recorrido.

La amiga Natalie Wayt se ha comunicado con Kylie, quien le ha dicho: Yo sólo quiero ir a casa, estoy viviendo una pesadilla.

Desde Melbourne sus padres han dicho a Dayli Mail que están muy preocupados por la situación de su hija, quien vino a México como simple turista; asegura que no les han informado hasta cuándo saldrá libre.

Los familiares consideran que si bien carecía del sello de visado en su pasaporte y eso es un delito, amerita la deportación inmediata y no la reclusión.

Hasta el 27 de octubre no tenían información precisa de cuándo deportarían a Kylie.

En Facebook, Wayt abrió una página para pedir la deportación de su amiga, originaria de Melbourne.

Ahí asegura que la turista australiana está en condiciones de hacinamiento, que no puede bañarse y hay una gran barrera del idioma, incluso con funcionarios.

Con información de: (Uno Noticias)

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More