Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Sindicato de Taxistas gremio de la delicuencia

40

En refugio de integrantes del crimen organizado se convirtió desde hace al menos ocho años el sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo”, cuyo gremio se sumó a las filas de la delincuencia lo mismo como choferes, que como narcomenudistas y hasta como sicarios.

En estos años, la delincuencia echó raíces en dicho sindicato, y la prueba más reciente de ello es la ejecución del taxista Lini Rodríguez Reyes el mes pasado y la desaparición de otros tres “chafiretes” la semana pasada; quienes siguen sin ser localizados.

De acuerdo con cifras de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, de enero a julio de este año, fueron detenidos 10 taxistas en posesión de drogas, asegurándose más de 10 kilos de marihuana, cocaína y pastillas psicotrópicas.

También en los últimos meses han sido detenidos taxistas que fungían como sicarios en grupos delictivos y que actualmente se encuentran presos, esto por haber participado en ejecuciones.

La infiltración del crimen organizado en el sindicato de taxistas Andrés Quintana Roo data de al menos unos ocho años, según información con que cuentan autoridades federales y militares.

La introducción hacia el sindicato inició al menos desde el 2007 y a partir de ese año, un gran número de taxistas se convirtieron en aliados de la delincuencia.

En tan sólo cuatro años, los taxistas se fueron convirtiendo en transportistas criminales, después en narcomenudistas y luego hasta sicarios.

Primero, el sindicato Andrés Quintana Roo fue “contaminado” en ese entonces por el grupo delictivo de “Los Zetas”, quienes subían a las unidades como pasajeros y se dedicaban a reclutar a operadores que pudieran fungir como “tiradores” de droga, oferta especialmente atractiva para los martillos, cuya situación económica no era buena. Así comenzó todo.

Pero no sólo “Los Zetas” lograron atraer a sus filas a un gran número de taxistas, pues el grupo delictivo de “Los Pelones” también logró captar a un buen número de operadores.

Los taxis pasaron de ser vehículos para proporcionar servicio público, a transporte de miembros de los grupos delictivos, en tiendas de droga ambulantes y hasta para trasladar a sicarios cuando cometían un “levantón” o ejecuciones.

En la transición de “Zetas” a Cártel del Golfo, hubo muertes de taxistas, como la de Francisco de Asís Achach Castro (a) “La Barbie”, ejecutado en marzo del 2013 por un grupo de sicarios del grupo delictivo cuando se encontraba en el bar “La Sirenita”, en donde murieron otras seis personas.

“La Barbie” fue ejecutado por una deuda pendiente por la venta de vehículos robados y clonados, deuda que no quiso reconocer ante el cambio que ha habido de miembros de “Los Zetas” hacia el Cártel del Golfo.

Con él, murieron otros taxistas que se encontraban en el bar “La Sirenita” el día del ataque, muerte que es considerada como circunstancial por parte de las autoridades.

Poco a poco y después de una gran cantidad de ejecuciones cometidas en este destino, las autoridades fueron deteniendo a miembros de esos grupos delictivos y entre ellos, muchos estaban afiliados al sindicato de taxistas Andrés Quintana Roo.

Otros taxistas que servían a los grupos delictivos han sido ejecutados a lo largo de estos años y el último de ellos, fue el taxista Lini Rodríguez Reyes, cuyo cuerpo fue encontrado el pasado 7 de agosto en un camino de terracería de la delegación Alfredo V. Bonfil con el tiro de gracia en la cabeza.

A lo largo de este 2015 han sido detenidos varios taxistas en posesión de drogas y también quienes fungían como sicarios de grupos delictivos.

En el mes de mayo fueron detenidos cinco sujetos integrantes del Cártel del Golfo y entre ellos se encontraban Rubén Elías del Angel y Andrés Domínguez Luna, taxistas activos del sindicato “Andrés Quintana Roo”.

Ambos se encuentran actualmente encarcelados, después de confesar haber ejecutado a un miembro de su mismo grupo delictivo.

El mes pasado fue detenido el taxista Julio Olivera Tuyun junto con otros dos sujetos, en posesión de 97 dosis de crack, asegurando que eran vendedores de droga independientes.

También en el mes de junio fueron detenidos los taxistas Fernando Rosas Rocha (a) “Parche” y Jazeth Pérez Rocha (a) “Chabelo” y/o “Chiquilín” y/o “Toro”, sicarios del grupo de “Los Pelones”, quienes confesaron haber ejecutado a Josué Humberto Azcorra Martínez, cuyo cuerpo fue encontrado con cuatro impactos de bala en la colonia Tres Hermanos de la zona continental de Isla Mujeres.

Según la Secretaría Municipal de Seguridad Pública, de enero a julio de este año se detuvo a 10 taxistas en posesión de drogas, al interior de los taxis que manejaban y la captura más importante fue la de Stanly Jonathan Durán Martínez, quien fue detenido con 10 paquetes de marihuana en el interior de su taxi, los cuales sumaron más de 10 kilos de la droga.

Además, fueron detenidos “chafiretes” en posesión de dosis de cocaína y pastillas psicotrópicas.

La Policía Judicial del Estado (PJE) únicamente informó que a lo largo de este año han sido detenidos nueve taxistas por narcomenudeo.

 

Fuente (Por Esto!)

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo