Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Silencio de la fiscalía del estado ante la masacre del Bar Santino en Cancun

248

A tres días de que se registrara el ataque armado en el bar Santino, el cual dejó como saldo tres muertos y dos lesionados, la Fiscalía General del Estado no ha dado vista a la Procuraduría General de la República (PGR), y no hay visos de que estos homicidios se vayan a resolver aún cuando se trató de una acción del crimen organizado y las armas que se usaron son de grueso calibre.
Mientras una gran cantidad de ejecuciones, intentos de ejecución, ataques armados e incendios a comercios y restaurantes, siguen sin resolverse; autoridades de los tres niveles de gobierno realizan los operativos de Fuerzas de Reacción Inmediata Mixtas (FRIM), recorriendo las calles de la ciudad sin lograr detenciones de quienes cometen esta clase de delitos de alto impacto.
Los 300 militares que se quedaron en Cancún, de los 600 que llegaron para llevar a cabo la “Operación Riviera Maya 2017”, aún no realizan operativos como se anunció desde el viernes de la semana pasada.
Y en medio de estas simulaciones para brindar seguridad a los cancunenses, transcurren las investigaciones del último hecho cometido por la delincuencia organizada, en el bar Santino donde murieron tres personas y dos más resultaron lesionadas.
Han pasado ya tres días del ataque armado, y hasta ahora la Fiscalía General del Estado no ha dado vista a la PGR, para que investigue a la par este grave hecho, por tratarse de una acción de la delincuencia organizada, pues las armas utilizadas fueron de grueso calibre.
Hasta ahora, los testimonios que ha recabado la Policía Ministerial, señalan que fueron tres sicarios los que entraron al bar Santino y ejecutaron con un disparo en la cabeza a Apolinar H. F, para después abrir fuego en el exterior, asesinando a un taxista y a un transeúnte, además de lesionar a dos taxistas más.
Después del ataque, los sicarios subieron a una camioneta Ford tipo Lobo, en la que un cuarto sujeto se encontraba al volante, y se dieron a la fuga libremente, por la falta de presencia policíaca en la zona; aun cuando el bar se ubica a pocos metros del palacio municipal y de la entrada a la Zona Hotelera.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo