Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Sicarios dejan 3 heridos, incluyendo un niño de 13 años

31

CANCÚN, MX.- En medio de una fiesta celebrada en la Región 234 se realizó un sangriento ataque a balazos que dejó como saldo un menor de 13 años lesionado y dos personas más, entre ellas el hijo de Julio César García Mateo (a) “El Quesadilla”.

El domicilio donde se realizaba la fiesta era el mismo en donde García Mateo (a) “El Quesadilla”, ligado al narcoambulantaje en la Zona Hotelera, recibió dos balazos de arma calibre .9 milímetros, el pasado 28 de diciembre, los cuales días después le arrebataron la vida.

En el lugar de los hechos fueron hallados un total de 13 casquillos percutidos calibre .9 milímetros, por lo que este atentado es un claro mensaje del crimen organizado, que mantiene una férrea lucha por la plaza en Cancún.

Los hechos se registraron alrededor de las 9:30 de la noche de este sábado cuando las diferentes dependencias de seguridad recibieron un reporte de balacera en la Región 234, manzana 5, lote 19.

De inmediato, elementos de la Policía Municipal, Policía Judicial del Estado (PJE) y paramédicos de la Cruz Roja Mexicana se trasladaron hasta el lugar, en donde al arribar encontraron a un grupo de personas que rodeaba a un menor de edad, el cual presentaba un impacto de arma de fuego en la pierna izquierda.

Al ser cuestionadas, las personas señalaron que segundos antes, dos sujetos de estatura pequeña, morenos, a bordo de una motocicleta negra, arribaron al lugar donde se celebraba una fiesta, mismos que aún en movimiento sacaron un arma pequeña tipo escuadra de color negro.

Señalaron que sin importar que hubiera niños, los solitarios sicarios dispararon a diestra y siniestra en contra de los presentes, logrando lesionar a Carlos Alberto García Mendoza, de 24 años de edad, de oficio vendedor ambulante, hijo de Julio César García Mateo (a) “El Quesadilla”, quien en el sistema Plataforma México aparece como procesado por intento de homicidio; Roberto Carlos Márquez, de 39 años y a un menor de 13 años.

Relataron que después de recibir los impactos, García Mendoza y Carlos Márquez se trasladaron por sus medios al Hospital General; sin embargo, el menor intentó huir del lugar, desvaneciéndose unos metros más adelante de donde fue herido.

Por tal motivo, los auxiliares dieron los primeros auxilios al menor en el lugar para después trasladarlo al IMSS de Especialidades de la Región 510, en donde su estado de salud fue reportado como estable.

Al lugar de los hechos arribaron agentes del Ministerio Público del Fuero Común y peritos criminalistas, los cuales dieron fe de los hechos y revisaron el área, en donde hallaron un total de 13 casquillos percutidos calibre .9 milímetros.

recoger indicios en el lugar, los agentes de la PJE se trasladaron al Hospital General, Jesús Kumate Rodríguez, en donde verificaron que ambos lesionados con arma de fuego estaban en quirófano, pues Carlos Alberto García Mendoza presentaba impactos de arma de fuego, dos en la rodilla y muslo izquierdo y otros dos en el abdomen, mientras que Roberto Carlos Márquez presentaba tres lesiones -una en el antebrazo, otra en la mano izquierda y otra en el tórax del lado derecho-.

Ante los hechos, la PJE señaló que todo indica que se trata de un ajuste de cuentas por parte del crimen organizado, pues en ese mismo lugar fue que Julio César García Mateo (a) “El Quesadilla”, ligado al narcoambulantaje en la Zona Hotelera, recibió dos balazos de arma calibre .9 milímetros, el pasado 28 de diciembre.

Para finalizar, las autoridades manifestaron que los primeros indicios señalan a que los solitarios sicarios iban es busca de Carlos Alberto García Mendoza.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo