Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Sicario era mesero del restaurante Va que Va

501

Por cinco mil pesos que nunca llegó a cobrar y por “experimentar” la sensación de matar a una persona, Alberto Bautista Luis aceptó ejecutar a Cristóbal Sánchez Arias.
El aprendiz de sicario dijo que fue contratado en el restaurante de mariscos “Va que Va” por un sujeto apodado “El Negro”, integrante del grupo de “Los Zetas”, a quien Sánchez Arias le debía 100 mil pesos por droga que le proporcionó para que el ahora occiso la vendiera.

vaqueva-web
Ayer por la tarde, Bautista Luis fue consignado a un Juez Penal por el delito de homicidio calificado.
Antes de vencer el término de 48 horas, el Ministerio Público del Fuero Común ejercitó acción penal en contra de Alberto Bautista Luis de 27 años de edad, originario de Catemaco, Veracruz; consignándolo a un Juez Penal por el delito de homicidio calificado.
Esto, después de que el inculpado confesara haber sido el autor material del asesinato de Cristóbal Sánchez Arias, a quien ejecutó de tres balazos la noche del jueves en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso.
En su declaración ministerial, Bautista Luis dijo que trabajaba como mesero en el restaurante de mariscos “Va que Va”, ubicado en la Región 220.
Ahí fue donde conoció a un sujeto apodado “El Negro”, quien era cliente asiduo al lugar y de quien sabía por él mismo, que pertenecía al grupo delictivo de “Los Zetas”.
Agregó que hace como dos meses, este sujeto le dijo que si quería ganarse “un dinerito extra” y cuando le preguntó qué tenía que hacer, el sujeto en cuestión le dijo que se trataba de matar a una persona. En esa ocasión, el joven mesero le dijo que lo pensaría.
Sin embargo, hace quince días “El Negro” acudió nuevamente al restaurante y le dijo que si aceptaba el trabajo le pagaría cinco mil pesos y que él le daría el arma que iba a utilizar para matar al objetivo; sin decirle algún dato sobre la víctima.
“Ahí mismo acordamos que el mismo día que fueran los hechos me iba a mostrar a la persona”, dijo.
En la misma declaración, el homicida asentó que “El Negro” le comentó que el motivo de matar a la víctima era porque le debía 100 mil pesos por la venta de droga.
Fue así que el pasado jueves acordaron verse en el parque del fraccionamiento Villas Otoch Paraíso a las 19:00 horas.
“El Negro” llegó en una camioneta Odyssey color gris y desde ahí, le mostró a un hombre que estaba parado en la banqueta en compañía de una mujer y un joven, quienes después entraron a una tienda de abarrotes.
“Nunca me dijo cómo se llamaba al hombre que iba a matar. (…) para esto El Negro ya me había entregado una pistola tipo escuadra calibre .45 de color negro. Fue entonces que me aproximé al sujeto que me había señalado y cuando estaba a una distancia de aproximadamente siete u ocho metros en la entrada de la tienda, le disparé en tres ocasiones, luego me di la vuelta y regresé en donde El Negro estaba esperando en el interior de su camioneta, entonces le entregué el arma y El Negro me dijo que hasta el lunes 20 de enero me iba a entregar los cinco mil pesos por el trabajo”, narró.
Después de entregar la pistola, Bautista Luis le dio la vuelta a la manzana para huir del lugar, por lo que corrió hacia la avenida Niños Héroes para agarrar un taxi, pero fue en ese momento que fue detenido por elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE).

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo