Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

“Si no hay línea de arriba, no pasan las propuestas”: la crítica de Porfirio Muñoz Ledo a los diputados del partido de AMLO

33

El diputado, una de las figuras más destacadas de la izquierda mexicana en las últimas décadas, aseguró que sus cuestionamientos no son contra la llamada Cuarta Transformación, sino a favor de ella.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo es una de las voces más respetadas y veneradas del panorama político mexicano. Su filiación a los partidos de izquierda desde hace unas tres décadas y su cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador, además, resaltan su figura, una de las pocas que, en tiempos de polarización mundial, entre todos los colores y partidos.

Sin embargo, el legislador de Morena, el partido gobernante y con mayoría en ambas Cámara del Congreso, se ha ubicado desde el triunfo de López Obrador en 2018 en su propia esfera: ha sido uno de los más críticos de sus propios compañeros de partido, aunque aclara, no así del movimiento que encabeza el mandatario tabasqueño, bautizado por él mismo como “Cuarta Transformación” o “4T”, ni del presidente mismo.

“Yo no soy de oposición”, sentenció Muñoz Ledo en entrevista con Infobae México. Sus críticas al interior de la organización, dice, son “un principio” de la democracia que defiende sin concesiones. “No se ha entendido que lo que yo hago no es contra la 4T, es a favor de ella”, añadió.

Sin embargo, el ex presidente de la Cámara de Diputados volvió a dirigirse a sus colegas de bancada. “Se han acostumbrado a votar sólo que venga del Ejecutivo, parece que no saben votar de forma propia, ahí empieza a lesionarse la división de poderes”, dijo.

No critico a la 4T, sino a mis compañeros y amigos que luego están esperando línea y si no hay línea de arriba, no pasan las propuestas

El ex candidato presidencial en el año 2000, e integrante de Congresos locales y federales a lo largo de su trayectoria, se definió como “independiente” a la hora de expresar sus ideas, pero seriamente comprometido con López Obrador.

“Toda mi vida he opinado públicamente y siempre he dado mis opiniones a los responsables del gobierno. Me han hecho caso algunas veces y otras no”, expresó. Cuestionado sobre qué lo haría alejarse del movimiento, señaló que “la 4T no es un organismo sino una manera de pensar”, por lo que “nunca” la abandonará.

El legislador es uno de los más veteranos no sólo en el Congreso mexicano, sino en la vida pública del país. Desde 1970 participa activamente en la política: fue presidente nacional de dos partidos importantes, el PRI (Partido Revolucionario Institucional) y el PRD (Partido de la Revolución Democrática), así como dos veces ministro de estado.

En su larga trayectoria, Muñoz Ledo aprendió a formar alianzas y a sostener principios. Pero sus posturas están en peligro de extinción. “Un país es más estable y unido cuando los disensos, aunque sean muy importantes, son menos que los consensos, siempre deben ser más estos”, reflexionó.

Sin embargo, eso no le impide en ningún momento guardarse sus opiniones, las cuales ha expresado vehementemente en la Cámara de Diputados. A principios de marzo, llamó “hipócritas” y “lambiscones” a los diputados de Morena, por avalar las reformas del presidente López Obrador y no las de los legisladores de la 4T, hecho que también consideró “infame”.

Por ello, Muñoz Ledo no dudó en expresar su extrañeza ante el decreto que expidió López Obrador en el que permitió la participación permanente de las Fuerzas Armadas de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada subordinada y complementaria con la Guardia Nacional en las funciones de seguridad pública a cargo de ésta última.

“Sí me extrañó, no he escrito sobre ello, ni en Twitter, porque soy prudente. Me parece un decreto extraño, porque lo extiende hasta 2024, durante todo su gobierno. No he podido hablar con el secretario de Seguridad Pública (Alfonso Durazo), pero estudiaré el asunto y mandaré un escrito a la presidencia”, manifestó.

El morenista sí rechazó que se trate de una “militarización”, como señalaron algunos de los comentarios más críticos de organizaciones civiles y de la oposición contra el decreto. Argumentó que no se puede clasificar así ya que el Ejército “jamás reprimirá a la gente”.

Otro tema en el que mostró una postura divergente a la del gobierno de López Obrador (2018-2024) en el tema energético. En las últimas semanas, la Secretaría de Energía presentó decretos para impedir la entrada de compañías de empresas limpias en el mercado que hasta ahora han recibido suspensiones provisionales y definitivas en los juzgados.

“Es anticonstitucional”, respondió tajante Muñoz Ledo. “Además, va contra las reducciones de emisiones, no son de efecto nacional, sino mundial, y hasta ahí llego, es bastante que lo diga, ya lo que haga (el gobierno) es cosa de ellos”, señaló.

Pero el legislador, que cumplirá 87 años en julio, admitió que los gobiernos siempre “tienen que estar abiertos a sugerencias”. “Yo siempre fui critico, no he cambiado. Yo dejé a los presidentes con los que trabajé cuando ya no eran permeables a los consejos y evidencias que se les daban”, recordó.

Muñoz Ledo señaló que, aunque lo acusan de actuar contra el gobierno, eso “es una tontería”. “Estoy en contacto con ellos, con la secretaría del Trabajo, con Economía, son mis compañeros. Ahora, si hacen algo en lo que no estoy de acuerdo, lo tengo que decir”, finalizó.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo