Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Si bebes en exceso, es muy probable que no seas un alcohólico

49

La mayoría de personas que beben en exceso no necesariamente son alcohólicas, según un nuevo estudio del Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

De hecho, 90 por ciento de los que beben en exceso no son dependientes del alcohol, según se señaló en la investigación hecha a 138 mil adultos mayores de 18 años en 50 entidades de ese país.

Sin embargo, se informó que uno de cada tres adultos bebe en exceso.

“Mucha gente equivocadamente asume que las personas que beben demasiado son alcohólicos”, dijo el coautor del estudio el doctor Robert Brewer, el líder del programa de consumo de alcohol del CDC, con sede en Atlanta, Georgia.

“El hallazgo sorprendente fue que nueve de cada 10 personas que beben demasiado no cumplen con los criterios diagnósticos para el alcoholismo”, destacó el especialista.

Según el informe los bebedores excesivos son más compulsivos.

El consumo excesivo de alcohol se define para las mujeres que toman cuatro o más bebidas en una ocasión, y para los hombres que beben cinco o más bebidas en una ocasión.

Ocho o más bebidas a la semana para las mujeres o 15 o más bebidas a la semana para los hombres se considera excesivo.

Sin embargo, el alcoholismo, es una condición crónica que por lo general incluye una historia de consumo excesivo de dicha bebida, un ansia por beberla, y seguir haciéndolo a pesar de los repetidos problemas con el alcohol y ser incapaz de controlar la bebida.

Beber en exceso es responsable de 88 mil muertes anuales en Estados Unidos. Unas tres mil 700 personas dependientes del alcohol mueren cada año, según el informe.

Estas muertes son causadas por los efectos a largo plazo del consumo excesivo de alcohol, como el cáncer de mama, enfermedad hepática y cardiaca.

Las muertes también se producen a partir de los efectos inmediatos del consumo de alcohol, como la violencia, la intoxicación por dicha bebida y accidentes automovilísticos.

Brewer dijo que las estrategias para reducir su consumo excesivo podría incluir el aumento del precio del alcohol.

“La conducta de beber de la gente es muy sensible a los precios. Si el alcohol es más caro las personas tiende a beber menos”, dijo.

Otra estrategia es la de limitar la disponibilidad de alcohol de donde la gente puede comprarlo, agregó Brewer

Situación en México

En mayo pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el consumo anual de alcohol en México disminuyó para ubicarse en un promedio de 7.2 litros per cápita.

Ello significa que México ocupa el séptimo lugar en consumo de bebidas embriagantes, señaló la OMS en su informe sobre la situación mundial sobre el alcohol y la salud 2014.

En el informe también se señaló que 76 por ciento de los mexicanos prefiere beber cerveza, 22 por ciento licores, solo 1 por ciento vino y otras bebidas.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo