Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Secuestros, asaltos y violencia sin freno en Cancún

335

En pleno centro de la ciudad, un comando armado y encapuchado “levantó”-secuestró- a José Solís Álvarez, de 31 años, quien se encontraba afuera de una tienda junto a su compadre, Juan Fernando Díaz Reyes, de 34 años, el cual resultó lesionado con un arma de fuego en la ingle.

El herido logró tomar su vehículo tipo Volkswagen Golf y huir de los peligrosos sicarios, por lo que aún sangrando se refugió en las instalaciones de la Cruz Roja Cancún, en la Supermanzana 21 para después ser trasladado a un hospital privado.

Hasta el cierre de esta edición, se desconocía el paradero de Solís Álvarez y de los agresores.

Los hechos se registraron minutos después de las 10 de la noche de este lunes cuando a las instalaciones de la Cruz Roja Mexicana, ubicadas sobre la avenida Prolongación Yaxchilán, Supermanzana 21, arribó un sujeto lesionado a bordo del vehículo tipo Volkswagen Golf, sin placas.

Ante el arribo, paramédicos de la benemérita institución salieron para ayudar e ingresar a la persona al consultorio médico, en donde el sujeto se identificó como Juan Fernando Díaz Reyes, de 34 años de edad, originario de Zacatecas.

Después de dar su nombre, el lesionado refirió que momentos antes se encontraba al exterior del Office Depot ubicado sobre la avenida Tulum cuando de pronto llegó una camioneta tipo Tahoe, color negro, de donde descendió un comando armado y encapuchado.

Relató que los sujetos arremetieron a golpes en contra de ambos y “levantaron” a su compadre, José Solís Álvarez, de 31 años, por lo que intentó huir, no obstante, los sicarios comenzaron a disparar en su contra y lograron herirlo en la ingle mientras se subía a su vehículo, además de que pudieron llevarse a su conocido.

Minutos más tarde, al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal y Policía Judicial del Estado (PJE), quienes entrevistaron al lesionado antes de que fuera trasladado al hospital privado Amerimed, para su hospitalización.

Junto al Ministerio Público del Fuero Común y peritos criminalistas, las autoridades aseguraron el vehículo tipo Volkswagen Gol y revisaron el lugar en donde se realizó la agresión para llevar a cabo el levantamiento de casquillos.

Aunque no quisieron dar más información, las autoridades refirieron que, al parecer, se trató de un ajuste de cuentas por parte del crimen organizado, pero serán las investigaciones correspondientes las cuales lo revelarán.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo