Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Secuestro de empleado de Zofemat en Playa el Carmen deja al descubierto nido de corrupción

429

Familiares de Juan Enrique Pérez, de 27 años de edad, revelaron a un medio nacional, que el joven, quien trabajaba en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) del gobierno actual, fue secuestrado el pasado 30 de abril y desde entonces no saben nada de él.

Juan Enrique se desempeñaba como notificador desde hace dos años y de acuerdo con lo que sus familiares saben, se encargaba de realizar algunos cobros a empresas que se encontraban operando en la zona de playas.

Relatan que el día del plagio, cuatro hombres armados irrumpieron en su casa donde habitaba con su madre y sus hermanos.

Ahí, los amarraron con cinchos, les pusieron cinta en la boca, los tiraron al piso y exigían que entregaran el “el dinero y las drogas”.

Registraron toda a casa y mencionaron que habían sido enviados por el Cártel del Golfo y buscaban a Juan Enrique para que les entregara dinero que presuntamente les debía y tenía que reponerlo.

Al no encontrar el dinero se llevaron objetos de valor y a Juan Enrique. Huyeron en un auto Aveo de color rojo que era de su hermano.

Días después de ser levantado, la hermana mayor comenzó a recibir mensajes de extorsión; primero le pedían un millón de pesos, cifra que fue reducida a 400 mil pesos para que le entregaran a Juan Enrique.

Los extorsionadores les envían fotografías de ropa de hombre, pero esta no pertenecía a Juan Enrique; asimismo mandaban imágenes con letreros que hacían referencia a que se trababa del joven.

La familia cuenta que tuvo que dejar la casa donde vivían por temor a que regresaran los secuestradores.

El lunes 3 de mayo interpusieron una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) en Playa del Carmen por desaparición forzada.

A JUAN ENRIQUE TAMBIÉN LO EXTORSIONABAN

Según la familia, 15 días antes del levantón, Juan Enrique había sido víctima de extorsiones por parte de elementos de la Guardia Nacional, quienes le pidieron 60 mil pesos.

Asimismo, lo señalaban como dueño de negocios de masaje en la zona de playa por lo que le pedían dinero “para que pudiera seguir trabajando”.

Sin embargo, su familia segura que el joven no era dueño de esos negocios, sino que dentro de sus funciones en Zofemat recibía una comisión por facilitar permisos para la operación de los mismos negocios.

“El día que tuvo el problema con la Guardia Nacional, una persona que se llama Mauricio Cuevas Méndez dijo que el problema era con él”, señaló el hermano de Juan Enrique.

“Fue trabajador de Zofemat y aunque dejó de trabajar ahí hace un año y medio cobraba en distintos negocios y tenía unos seis puestos de masajes a lo largo de la playa”, agregó.

La familia señaló que en la zona de playas hay varias personas que usurpan funciones de Zofemat y trabajan para hacer cobros o dar beneficios a empresas turísticas.

Esto en relación con multas o pago de impuestos, cobros que en muchas ocasiones no son reportados directamente como impuestos al Ayuntamiento.

INFORMA DE LA EXTORSIÓN A SU SUPERIOR

Juan Enrique informó de la extorsión a su jefe directo Carlos Martín Espinoza Preciado, coordinador de Tesorería del Ayuntamiento de Solidaridad, a quien se le conoce como “Charly”.

Charly le enseñó una lista de puntos donde se hacen cobros en la zona de playa.

El joven no reconoció esa lista y le dijo que es la cubría una persona de nombre Mauricio Cuevas Méndez, un ex colaborador de Zofemat que usurpaba funciones para continuar los cobros con los concesionarios.

“Por el problema, la extorsión, mi hermano le estaba entregando el gafet; sabemos eso porque él nos lo platicó, que ya no quería saber nada de ese trabajo”, señaló su hermano.

“Le dijo que se quedara guardado unos días en lo que se calmaban las cosas”, apuntó.

Juan Enrique siguió el trabajo de su jefe y días después regresó a trabajar, poco antes de que lo levantaran.

Contó que todos los negocios de la playa tienen diferentes fechas para realizarles cobros.

Señaló que incluso hay más colaboradores de Zofemat realizando la función de ir con los concesionarios a buscar dinero.

Supo que todos se reunían para recaudar el dinero del día y este era entregado directamente a Charly, coordinador de la Tesorería del Ayuntamiento de Solidaridad.

ZOFEMAT DESCONOCE A JUAN ENRIQUE

Cinco días después del secuestro personal de Zofemat acudió al domicilio a llevarse un auto Aveo de color blanco sin placas que era propiedad de Zofemat.

Además, al no presentarse a trabajar por tres días consecutivos, los dieron de baja.

El hermano de Juan Enrique contó que cuando a Charly lo llama la FGE éste sostuvo que sí conocía a Juan Enrique.

Pero se limitó a decir que su contacto era limitado, ya que la mayor comunicación era vía telefónica.

Además dijo que Juan Enrique no tenía facultades para cobrar a concesionarios, sin embargo, de acuerdo con su hermano,  al revisar el vehículo que le tenían asignado encontraron lo que parecía ser recibos o pases a caja para pago de impuestos.

Por otro lado, señaló que cuando la FGE entrevistó a Marco Antonio Loeza Pacheco, éste dijo no conocer a Juan Enrique.

Argumentó que tiene una planilla de 170 empleados y no los conoce a todos.

Los mensajes de extorsión continuaron llegando pero los teléfonos fueron entregador a la Unidad Antisecuestros.

También llegaban mensajes  exigiendo dinero de cobros relacionados con temas de concesiones de playa.

“Zofemat nunca se acercó a preguntar porque no llegó a trabajar; nunca nos preguntaron si estaba enfermo o por qué no llegó, dijo la madre de Juan Enrique.

Agregó que desde entonces no ha habido avances en el caso, ya que sólo les dicen que “no hay novedad”.

“Nosotros no estamos señalando a nadie como responsable pero queremos que se investigue”, expresó.

“Nosotros no queremos siquiera dar con los responsables, no me interesa saber quién fue, solamente quiero saber qué fue de él y encontrarlo en las condiciones que esté”.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que se inició una carpeta de investigación con motivo de la privación ilegal de la privación de una persona del sexo masculino, que se presume es Juan Enrique.

Señaló que agentes realizan la recolección de datos de prueba y análisis para fortalecer las líneas que permitan su localización.

Los comentarios están cerrados.