Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Se derrumban carreteras autoconstruidas impulsadas por AMLO

96

Uno de los objetivos más importantes para el presidente Andrés Manuel López Obrador es que, durante su gestión, se erradique la corrupción. Sin embargo, las estrategias implementadas para hacerlo, en algunos casos, han provocado otro tipo de daños.

El Programa de Pavimentación de Caminos a Cabeceras Municipales, realizado a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), tenía como meta mejorar la accesibilidad, usar mano de obra local y fortalecer la economía.

El modelo era simple: quitar a las grandes constructoras y, a través de subsidios, dar recursos a los municipios para que los pobladores construyan la infraestructura requerida usando material de la región. Sin embargo, a dos años de su implementación y uno de la inauguración del primer camino —el 17 de enero de 2020 en San Antonio Sinicahua–, se han encontrado deficiencias grandes.

La auditoría 25/2019 realizada por el Órgano Interno de Control de la SCT, y citada por el diario Reforma, señaló 16 observaciones en el primer año en el que se implementó el programa. Se autorizaron 45 caminos en Oaxaca, de los cuáles se revisaron 22, que suman 141.9 kilómetros por un monto total de 563.6 millones de pesos.

Se determinó que el control de calidad en su edificación fue deficiente, ya que no presentaron pruebas de resistencias de concretos. Incluso, algunas obras quedaron inutilizables antes de su conclusión.

El medio de comunicación constató que en el camino del cabildo de Santiago Laxopa, de 5.4 kilómetros por 21.6 millones de pesos, en la Sierra Norte de Oaxaca, se registraron hundimientos en 2010, pero las autoridades federales no hicieron caso a las advertencias, por lo que se desmoronó antes de ser inaugurado.

Lo mismo sucedió con siete caminos más que al 8 de noviembre de 2019 no habían sido reparadas, lo que impidió la revisión de los 25 caminos concluidos este año.

“La SCT dijo que se tenía que recargar el pavimento hacia la pared, pero hay partes donde no se presta porque se tendría que rellenar casi la mayor parte del camino; lo único que nos recomendó la SCT es que le echáramos tierra a la orilla para que se hiciera como un tope de agua y se regresara a la cuneta”, dijo el síndico Efrén Vázquez a Reforma-

Además de esta inconsistencia, la auditoría encontró que de siete pagos por 28.4 millones de pesos, no se comprobó de manera adecuada el gasto por 8.6 millones de pesos. También se señaló la falta de permisos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como incumplimiento en el diseño, faltas al reglamento de construcción, poca supervisión y trabajadores sin seguridad social.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo