Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Se burla Marciano Dzul de la seguridad de los tulumnenses

208

Tulum.- Desde que Romalda Dzul Caamal llegó a la presidencia municipal de Tulum, la federación le ha otorgado casi 30 millones de pesos para el Programa de Fortalecimiento Municipal de Seguridad Pública (Fortaseg), en 2016 más de 11 millones de pesos y en este 15 millones 466 mil 149 pesos, porque en 2017 fueron castigados por no cumplir con las reglas de operación.
Sin embargo, como el recurso federal no se ha aplicado para la Seguridad, desde la llegada de esta administración, la que asesora de facto Marciano Dzul Caamal, los delitos de alto impacto, como las ejecuciones y los asesinatos, ya rebasan los 50, que para una población de cerca de 80 mil habitantes, pues su impacto es alarmante.
Y es que, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de 2016 a abril de 2018, en Tulum han ocurrido 50 homicidios, una cifra histórica para un periodo de tiempo tan corto, justo en la era de Romalda Dzul Caamal, quien al amparo del poder de su hermano ha sido la marioneta del palacio municipal de Tulum.
Margarito “N”, poblador de hace más de 20 años en el municipio, comentó que resulta irónico ahora, que después del caos en materia de inseguridad que permitieron los hermanos Dzul Caamal, su hermano Marciano abandere entre su causa más importante, la de resolver la inseguridad.
Es más, en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana se destaca que la percepción de inseguridad que tienen los tulumnenses rebasa el 78 por ciento, desde la llega al gobierno de Romalda Dzul Caamal, a la que ha contribuido su hermano Marciano, con cada uno de sus actos que ahora son investigados por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).
Nadie olvida en Tulum lo que Carlos Gerardo Dzul Zamora, de 21 años de edad, hijo del ex presidente municipal, Marciano Dzul Caamal, ha hecho. Las veces que ha sido detenido por manejar borracho y bajo los efectos de alguna droga. Solo como ejemplo decir que el pasado 22 de diciembre de 2010, aun cuando su padre Marciano Dzul Caamal era presidente municipal de Tulum, su vástago fue detenido por el presunto delito de estupro, de acuerdo con la denuncia de los padres de K.D.S, de 14 años de edad, a quien fue a recoger a la Telesecundaria “Erick Paolo Martínez” y anduvo con ella durante dos días.
A pesar de que Carlos Gerardo Dzul Zamora fue turnado ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común, en pocas horas obtuvo su libertad, ya que los padres de la menor se desistieron de la demanda a cambio de recibir una importante suma de dinero.
Otro de los asuntos es lo publicado en medios de comunicación electrónicos, donde se dio a conocer casi en el momento de los hechos, la participación de uno de los hijos de Marciano en los actos perpetrados, dónde perdieron la vida un menor y una mujer, y de los cuales resultaron detenidos, pero por una fuerte suma de dinero, quedaron en libertad.
Ahora el candidato del PRI-PVEM-Panal quiere tomar la bandera de la seguridad para los tulumnenses, cuando él mismo y su familia son los provocadores de tanta inseguridad en el municipio. Hoy quiere convencer que trae las estrategias para la seguridad, cuando es investigado por autoridades federales; todos saben de las amenazas que lanza a sus contrincantes, que de probarse, podría quedar en manos de la justicia.

REDACCIÓN

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo