Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

SCT analiza derrumbe en carretera Cancún – Playa del Carmen

23

Se realizan estudios de mecánica de suelos, topografía, hidrología y biología donde participan 25 técnicos y se prevé que los resultados estén listos en 10 días.

Se invirtieron 5 millones 800 mil pesos para habilitar los cuatro carriles que permitieron normalizar la circulación.

A una semana del hundimiento de un tramo carretero que va de Cancún a Playa del Carmen, la delegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Quintana Roo, reportó el gasto de cinco millones 800 mil pesos, en las obras para habilitar los cuatro carriles que permitieron la normalización de la circulación en la zona.

El delegado de la dependencia en el estado, Francisco Elizondo Garrido, informó además que el lunes pasado el área de Servicios Técnicos de la SCT inició los estudios de mecánica de suelos, topografía, hidrología y biología en el socavón de 100 metros de diámetro y dos metros de profundidad, que se formó en la carretera.

La dependencia federal contrató a una empresa particular para la ejecución de estos estudios, que incluyen el uso de geo-radares para obtener una radiografía del terreno, el uso de drones para conocer la configuración del agua visible en el perímetro dañado y la exploración física para conocer la resistencia del suelo.

A las cuatro horas del 27 de agosto pasado, la Policía Federal notificó a la SCT sobre el hundimiento de una porción de la carretera federal.

El desplome se registró a la altura del kilómetro 309, frente al hotel Iberostar, lo que colapsó el tránsito de Cancún a Playa del Carmen, horas después.

Una de las primeras medidas tomadas por las autoridades fue recomendar a los trabajadores y usuarios en general, tomar como vía alterna la carretera de cuota Nuevo Xcan-Playa del Carmen y cancelar el pago correspondiente.

En paralelo se giraron instrucciones para abrir, en la autopista afectada, carriles emergentes.

“En menos de 24 horas estaban listos cuatro carriles y restablecido el tráfico por el área afectada. Hasta el corte de hoy, la SCT ha invertido cinco millones 800 mil pesos en las obras de habilitación de carriles”, resaltó el funcionario.

Elizondo Garrido indicó que, de forma preliminar, se atribuye el colapso del tramo carretero a la acumulación de los ríos subterráneos que fluyen a lo largo del corredor Cancún-Tulum, por el cual circulan 30 mil vehículos diariamente.

“El agua de los ríos subterráneos se acumuló, no tuvo manera de fluir y eso provocó el hundimiento de la carpeta asfáltica. En general, como se sabe, por toda la Península de Yucatán corren ríos subterráneos; no sabemos aún qué originó que el agua se estancara, pero cuando se desplomó, veías el agua brotando de ahí.

“Tampoco olvidemos que el tramo dañado se encuentra en una zona baja y que la carretera tiene 18 años de haberse construido y es muy transitada”, comentó.

Otra de las medidas fue la contratación de una empresa privada para la elaboración de los estudios que determinen qué originó lo ocurrido y las condiciones en que se encuentra el área afectada y circundante, para determinar las soluciones que se aplicarán en la zona.

En estas labores participan 25 técnicos y se prevé que los resultados estén listos en 10 días, a partir del lunes pasado.

No obstante, el delegado aclaró que el desarrollo de los análisis de campo se suspendieron martes y miércoles por las lluvias, por lo que el plazo está sujeto a las condiciones del clima.

(Fuente: Adriana Varillas)

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo