Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Sangrienta revuelta en el Ceres

77

Estalla sangrienta revuelta en el Centro de Reinserción Social de Cancún, dejando como saldo tres internos baleados, uno con lesiones de arma blanca y otro más con golpes, que tuvieron que ser trasladados al Hospital General.

Por alrededor de una hora, una gran cantidad de disparos fueron realizados por elementos policíacos, algunos incluso en ráfagas, por lo que no se descarta que hubiera internos también armados.

De acuerdo con los primeros informes surgidos en el lugar de manera extraoficial, la gresca se desató cuando internos de la población general se fueron en contra de reos del área de la I, en represalia porque por la mañana un interno fue trasladado al Hospital General tras ser lesionado por reos de dicha área; por negarse a pagar el pago de las extorsiones que siguen cobrándose al interior del penal. 

Aunque en un principio se hablaba de al menos nueve reos fugados y de que hubo internos muertos durante el motín, autoridades estatales lo negaron.

Minutos antes de las 17:00 horas, decenas de patrullas de las diferentes corporaciones policíacas comenzaron a moverse hacia el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún, pues a través del número de emergencias 066 se emitió el reporte de una revuelta.

Instantes después de que policías municipales y estatales ingresaron al penal, comenzaron a oírse disparos de arma de fuego y policías judiciales que comenzaban a llegar se dirigían hacia lo que se conoce como el área de la I.

La cárcel se llenó de más unidades policíacas y los disparos comenzaron a incrementarse e incluso, algunos podían escucharse en ráfagas y por ello, comenzaron a arribar elementos del Ejército y de la Policía Federal.

Para ese momento, se hablaba de al menos unos nueve reos fugados. Sin embargo, más tarde las autoridades estatales lo desmintieron, asegurando que se habían hecho el pase de lista de 2 mil 30 internos, de los cuales 94 son mujeres y 1,936 hombres.

Algunas mujeres que se encontraban en el área de visitas conyugales, fueron desalojadas por seguridad y había algunas que estaban con sus hijos al momento de que estalló la revuelta.

Posteriormente, arribaron seis ambulancias de la Cruz Roja, pues ya había internos lesionados.

A bordo de las ambulancias QR-16, QR-25 y QR-14 fueron trasladados al Hospital General los internos Sergio Vaca Pérez, de 36 años de edad, quien presentaba un impacto de arma de fuego en el abdomen; Salvador Guzmán Betanzos, de 27 años de edad, quien presentaba dos impactos de arma de fuego en la pierna derecha y en la cintura; Jairo Laurianis Cruz, de 29 años de edad, quien presentaba una herida de arma blanca en el brazo izquierdo; Julio López Nolasco, de 24 años de edad, quien presentaba golpes en la cabeza y Salomón Hernández Alegría, de 30 años de edad, quien presentaba una herida por arma de fuego en el tobillo izquierdo.

Los disparos al interior se extendieron por alrededor de una hora, hasta que finalmente la aparente calma llegó al lugar, cuando los cuerpos policíacos lograron tener el control de la situación.

Es por ello que no se descarta que los disparos fueran hechos no sólo por los cuerpos policíacos, sino también por reos presuntamente armados.

Al interior permanecían los jefes policíacos pues al lugar arribaron el subprocurador de Justicia del Estado, Ludwig Vivas Arjona; el subsecretario de Seguridad Pública en la zona norte, Virgilio Morales Herrera; el secretario municipal de Seguridad Pública y Tránsito, Jaime Ongay Ortiz y el coordinador estatal de la Policía Federal, Comisario Héctor González Valdepeña.

Familiares de los internos comenzaron a llegar al penal al trascender lo ocurrido, y pedían información sobre los internos lesionados, además de que para ese momento se hablaba de algunos reos fallecidos.

Peritos criminalistas que llegaron al lugar aseguraron que sólo había internos lesionados y eran los que fueron trasladados al Hospital General, descartándose así personas muertas.

Los reos fueron encerrados en sus celdas en cada una de las áreas y fue entonces cuando se pasó la lista, confirmando que todos se encontraban.

Sin embargo, se sabe que tres internos fueron reaprendidos cuando ya estaban saltando la barda perimetral hacia la avenida Nichupté, evitándose la fuga.

De nueva cuenta volvió a surgir el rumor de túneles de escape al interior de la prisión, aunque ninguna autoridad emitió declaración sobre lo sucedido.

De manera extraoficial trascendió que el motín se originó cuando reos del área de “Cuadro”, es decir, de la población en general, se fueron contra los reos del área de la I, donde se mantienen reos de alta peligrosidad relacionados con el crimen organizado.

Y es que según la información trascendida, los reos Claudio Gutiérrez Flores (a) “Danone” y Víctor Manuel Zumárraga (a) “Mono” lesionaron por la mañana a otro interno de nombre Pablo Israel Hernández, quien tuvo que ser trasladado al Hospital General.

El reo fue agredido al negarse a pagar el dinero que le pedían como parte de las extorsiones que se mantienen al interior del penal y por ello, toda la población carcelaria se fue en contra de los internos del área de la I.

Después de que se controló la situación, las unidades policíacas fueron retirándose del penal, quedando sólo las patrullas de la Policía Estatal Preventiva (PEP), encargadas de la vigilancia exterior del Cereso.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo