Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Repartir alimentos es cubrir la punta del iceberg, dice directivo de Oxfam

29

Carlos Mansilla, gerente de Oxfam para Latinoamérica, destacó hoy la urgencia de convencer a los Gobiernos y a la opinión pública de la región de que la sequía en la zona no es una emergencia que se soluciona con reparto de comida, sino con proyectos sólidos a mediano y largo plazo.”Lo primero que hacen los Gobiernos y las instituciones es repartir alimentos; eso está bien para cubrir la punta del iceberg, pero hacen falta apoyos y que el pequeño agricultor diversifique sus medios de vida y de cultivo”, dijo Mansilla en entrevista a Efe.

Según el especialista de Oxfam, organización no gubernamental surgida en Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, la sequía que castiga hace años a Guatemala, Honduras, El Salvador, México y parte de Nicaragua se va a recrudecer este 2015 con la confirmación del fenómeno de “El Niño”, y será importante no dejar solo al pequeño agricultor de la región.

Mansilla plantea lo que puede interpretarse como una estrategia basada no en regalar pescados, sino en enseñar a pescar. “El pequeño productor no necesita comida para dos o tres meses, sino un apoyo social más allá de los alimentos”, dijo.

Este año alrededor de dos millones y medio de personas en Centroamérica se encuentran en situación de inseguridad alimentaria a causa de la sequía y según los pronósticos, el fenómeno provocará pérdida de cultivos y aumento de enfermedades.

Para Mansilla, algo clave será la manera de manejar el agua y crear condiciones para que los agricultores puedan almacenar el líquido durante las pocas lluvias que caigan.

“Necesitamos crear mecanismos para que las personas sepan cómo utilizar la poca agua y facilitarles tecnología para ayudarles a captar y gestionar esta agua de la mejor manera”, indicó.

Si bien la explicación de la sequía, que abarca otras naciones como Haití, Cuba, Colombia o la región del Chaco en Brasil, Bolivia y Paraguay, está relacionada con fenómenos como el cambio climático, la causa de las condiciones extremas de pobreza es la desigualdad en Latinoamérica donde unos pocos monopolizan la riqueza, sostuvo.

“América Latina es la región más desigual del mundo; es considerada una zona de renta media, no pobre, pero en las localidades rurales de muchos de sus países, donde hay una población excluida, las condiciones son similares a muchos sitios subdesarrollados de África”, reconoció Mansilla.

Oxfam trabaja con instituciones académicas y Gobiernos para tener una perspectiva de la realidad latinoamericana.

Sus directivos asisten a cumbres de presidentes y foros globales para dejar en claro que no todo está perdido porque la crisis es reversible, pero si se continúan usando los recursos naturales de manera inconsciente el futuro será desalentador.

“La perspectiva no es buena, pero hay una sociedad civil, organizada y dispuesta. El futuro dependerá de si le damos poder a esa sociedad civil para que sea capaz de demandar sus derechos a los gobernantes y decir: Estas son nuestras prioridades”, concluyó.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo