Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Renuncia Otto Pérez Molina ex-presidente de Guatemala y es llevado ante el juez por denuncias decorrupción 

36

 El aún presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, quien presentó su renuncia al cargo, llegó hoy jueves a los tribunales para someterse a la Justicia por las denuncias de corrupción en su contra.

 

Pérez Molina llegó a la sede judicial sobre las 8:40 hora local (14:40 GMT) para presentarse ante el juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado B de Mayor Riesgo, quien tiene bajo su cargo el proceso abierto a la red de defraudación aduanera conocida como “La Línea”.

 

El Ministerio Público (MP-Fiscalía) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo de la ONU, acusan a Pérez Molina de liderar “La Línea”, un caso por el que ya está en prisión preventiva la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció en mayo pasado.

 

“Voy en una desventaja porque ellos tienen toda la intención de destruirme”, dijo Pérez Molina a radio Sonora es la Noticia, antes de presentarse ante la justicia, en referencia al MP y la Cicig.

 

Pérez Molina hizo un llamado al juez para que no se deje manipular ni presionar “ni por los medios ni instancias extranjeras ajenas al país”.

 

El presidente, que fue despojado de su inmunidad esta semana y tiene orden de arraigo (prohibición de dejar el país, acusó al MP y la Cicig de buscar “protagonismo” con su caso.

 

“Ése no es el papel de una fiscal ni de un juez, y lo estoy diciendo aún cuando me tengo que enfrentar con ellos (…) no sé qué le han ofrecido, a qué aspira, creo yo que no debe ser el papel de los verdaderos jueces”, dijo el presidente.

 

Pérez Molina sostuvo que no va a “huir”, que enfrentará el proceso judicial y que tomó la decisión de renunciar al cargo después de que el Congreso lo despojó el pasado lunes de la inmunidad por los indicios que habían en su contra de dirigir la red de defraudación.

 

“Yo me siento tranquilo de responder, dar la cara ante esa situación que se están haciendo, yo considero injusta la acusación”, añadió.

 

“Yo sigo creyendo en el debido proceso” y “le estoy diciendo al pueblo que es lamentable esta situación que se está viviendo pero voy a dar la cara”, manifestó.

 

Pérez Molina se convirtió en el primer presidente de Guatemala en ser desaforado.

 

El Congreso tiene previsto debatir este jueves si acepta o rechaza la renuncia que presentó el presidente al cargo. Si la renuncia es aceptada, el mando pasará al vicepresidente, Alejandro Maldonado. 

 

Pérez Molina, un general retirado de 64 años que llegó al poder en el 2012 prometiendo “mano dura” contra la delincuencia, había quedado aislado en las últimas semanas mientras decenas de miles de personas salían a las calles pidiendo su renuncia, indignados por los escándalos que salpicaron a su Gobierno.

              

El presidente, que tuvo altos cargos militares durante la guerra civil (1960-1996) y se lo ha vinculado a masacres cometidas por el Ejército contra indígenas, está acusado de liderar una poderosa mafia aduanera junto a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, imputada por el caso y quien se encuentra en prisión preventiva.

 

El mandato de Pérez Molina debía terminar oficialmente en enero del 2016. Guatemala celebrará el domingo unas elecciones sin un claro favorito para ganar por mayoría absoluta, por lo que se prevé una segunda vuelta el 25 de octubre.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo