Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Registran uso de telefonía e internet desde el interior de la cárcel

54

Al menos cinco casos de extorsión se han registrado en menos de 15 días y aunque las autoridades no lo han dado a conocer a la opinión pública, se sabe en que los últimos tres casos, las llamadas han sido hechas desde el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún.

Las víctimas han sido menores de edad, que mediante amenazas son sacados de sus domicilios y mantenidos incomunicados de sus padres, quienes al mismo tiempo son informados que sus hijos están secuestrados.

En todos los casos, ha sido la Gendarmería quien ha logrado ubicar a los menores, sin que los familiares hayan hecho algún depósito de dinero.

Ayer trascendió que el pasado lunes, se registraron dos casos de extorsión en Cancún, en la modalidad de “secuestro virtual”, en el que las víctimas fueron una niña y un niño de 13 y 14 años de edad, en hechos por separado.

De acuerdo con la información obtenida, en ambos casos los menores atendieron llamadas telefónicas en sus hogares, en las que mediante amenazas fueron sacados de sus casas, después de proporcionar información sobre sus padres, incluyendo los números de teléfonos celulares de ellos y de sus padres.

Los menores fueron mantenidos fuera de casa a través del teléfono, amenazándolos en todo momento, mientras que sus padres recibían llamadas en las que les advertían que sus hijos estaban secuestrados.

Les pedían un millón de pesos como rescate, después se bajaron a 500 mil y finalmente les exigían 300 mil pesos, los cuales deberían depositar en una cuenta bancaria.

Sin embargo, los padres de ambos menores acudieron a las autoridades pidiendo apoyo y fue gracias a la Gendarmería, como se logró ubicar a los dos menores, quienes fueron encontrados sanos y salvos en la tienda Soriana de la avenida Chacmool.

Posteriormente, la Gendarmería ubicó de donde habían sido hechas las llamadas de extorsión y se descubrió que, en ambos casos, fueron hechas desde el Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad.

De igual forma trascendió que el caso que fue dado a conocer por la Policía Federal, hace unos días, en donde un menor de 14 años fue víctima del mismo engaño, también fue una llamada de extorsión hecha desde el Cereso de Cancún.

Estos tres casos se suman a otros dos, en los que las víctimas también fueron menores de edad y las llamadas fueron hechas desde los estados de Tamaulipas y Veracruz; con lo que suman ya cinco casos en menos de 15 días.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More