Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Registran un feminicidio más en Cancún; exigen justicia para María Karen

90

Degollada y con varias heridas más en la espalda y en el abdomen fue asesinada una mujer la madrugada de este lunes, siendo encontrada en la Región 248 en el fraccionamiento Villas del Mar III.

El cuerpo de la mujer estaba cubierto con una sábana y fue arrastrado aparentemente desde un domicilio en dicho fraccionamiento, por varias calles, por lo que el lugar fue asegurado por el Ministerio Público del Fuero Común, al igual que otra casa cercana donde también se encontraron manchas de sangre.

Unas botas de hombre con manchas de sangre que estaban en bolsas de plástico se encontraron cerca de donde se hallaba el cuerpo, al igual que una bolsa de mujer que se presume pertenecía a la víctima, dentro de la cual se encontró un recibo telefónico a nombre de Aída Poot Puc.

Este homicidio se registró exactamente a una semana de que fuera asesinada la joven María Karen Carrasco Castilla, crimen que hasta ahora no ha sido resuelto y sigue impune.

Un día después de que más de cinco mil cancunenses salieran a las calles exigiendo justicia por el asesinato de mujeres en este destino turístico, una mujer más fue asesinada en la Región 248, en el fraccionamiento Villas del Mar III.

El hallazgo del cuerpo, sin vida, se hizo alrededor de las 3:38 horas de este lunes, cuando el número de emergencias 066 emitió el reporte de una persona sin vida tirada en la vía pública, en la Región 248, manzana 96, lote 3, en la Tercera Cerrada Petunias del fraccionamiento antes mencionado.

Cuando las autoridades llegaron al lugar descubrieron que se trataba del cuerpo de una mujer, el cual estaba cubierto con una sábana de colores oscuros.

La occisa vestía pantalón de mezclilla, blusa estampada y botas negras, sin que se le encontrara alguna identificación entre sus ropas.

Peritos criminalistas y un agente del Ministerio Público del Fuero Común llegaron al lugar y en la revisión preliminar del cuerpo, los peritos observaron que la mujer tenía varias heridas en el cuerpo, incluyendo una de gran tamaño en el cuello.

Cerca del lugar, policías municipales aseguraron un vehículo tipo Derby de color rojo y a su conductor, para descartar relación alguna con el crimen, aunque más tarde se dio a conocer que el detenido no estaba relacionado con el asesinato.

El representante social inició la averiguación previa 6692/2015 por el delito de homicidio y ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.

De igual forma, la autoridad ministerial aseguró dos domicilios en el mismo fraccionamiento, marcados con los números 42 y 53, en donde se encontraron manchas de sangre.

Más tarde, el subprocurador de Justicia del Estado, Ludwig Vivas Arjona, informó que los peritos encontraron huellas de que el cuerpo de la mujer fue arrastrado varios metros y dichas huellas conducían hasta el domicilio marcado con el número 42 y de éste, salían más huellas de sangre que conducían hasta la otra casa marcada con el número 53.

En ninguno de los dos domicilios se encontró persona alguna, pero se encontraron varios indicios, los cuales no se dieron a conocer para no entorpecer la investigación.

Sin embargo, el subprocurador informó que se encontró una bolsa de plástico en la misma calle con un par de botas para hombre con manchas de sangre, las cuales podrían ser del homicida.

De igual forma, se encontró una bolsa de mujer que se presume podría ser de la víctima y en esta se encontró un recibo telefónico a nombre de Aída Poot Puc.

Las autoridades informaron que la mujer fue degollada y que además de la herida del cuello, presentaba siete más en la espalda y dos en el abdomen, todas provocadas con un arma blanca.

Este nuevo asesinato vino a aumentar la presión de las autoridades ministeriales, quienes no han logrado esclarecer las otras muertes violentas en las que las víctimas han sido mujeres incluyendo una menor de edad.

Aunque no lo dicen abiertamente, las autoridades temen que algunos de los asesinatos de mujeres que se han cometido en este año, pudieran tener alguna relación entre si, y que se trate de un depredador sexual suelto en las calles.

Hasta ahora, los únicos casos que han sido similares en cuanto a la forma en que fueron asesinadas, son los de la menor María Fernanda Vargas Sánchez en el mes de abril y el de María Karen Carrasco Castilla la semana pasada.

Identifican a la occisa

Por la noche, la señora Aída Poot Puc, acudió ante el Ministerio Público del Fuero Común para reconocer el cuerpo, quien refirió se trata de su hija Paloma Guadalupe Balam, de 18 años, originaria de Cancún, Quintana Roo.

Después de identificarla, la mujer inició con los trámites correspondientes para reclamar el cuerpo, mientras que la dependencia estatal inició la averiguación previa 6692/2015 por el sádico asesinato.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo