Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Recomendaciones de una periodista para cuidar tu privacidad en línea

15

¿Cómo utilizan los periodistas de The New York Times la tecnología en sus empleos y su vida cotidiana? Kate Conger, reportera de temas tecnológicos para The New York Times en San Francisco, habló de la que ella está utilizando.

Te encargas de noticias de última hora sobre el sector tecnológico, desde Google y Facebook hasta Twitter y Uber. ¿Cuáles son tus herramientas más importantes para estar siempre preparada?

Uso alertas de Twitter y Dataminr, un servicio de monitoreo de redes sociales y alertas para estar al tanto de las noticias más recientes, pero algo que me resulta muy útil es mantenerme al día con mis grupos de chat. Paso mucho tiempo en grupos de Signal y Slack con amigos, colegas y fuentes; si me doy cuenta de que un tema está causando revuelo, sé que es hora de empezar a trabajar en un artículo.

Uso una aplicación para tomar notas llamada Bear, que me permite clasificar y filtrar mis notas utilizando etiquetas. Me facilita mucho la tarea de mantener en orden mis notas mientras voy de un lado a otro entre una entrevista y otra, y me permite regresar rápidamente a una conversación meses o incluso años después si necesito retomar esa información. Siempre me estresa un poco la seguridad de las herramientas que uso para escribir mis reportajes, pero Bear se sincroniza a través de CloudKit de Apple, un marco que permite a los desarrolladores almacenar mis datos en los servidores de Apple, así que me siento relativamente cómoda con la aplicación.

Creo que lo más importante para mantenerme alerta y veloz es no perder la concentración, así que termino usando más la pluma y el cuaderno que las herramientas tecnológicas. Es como si mis pensamientos inconclusos se fueran relegando constantemente en mi sección de noticias, así que llevo mi lista de pendientes en papel. También tengo activada la configuración de mensajes temporales —que en cierto tiempo desaparecen— en la mayoría de mis conversaciones en Slack, Signal y WhatsApp, así que a veces también necesito escribir puntos importantes para no olvidarlos. Soy paranoica, por lo que escribir notas en papel me parece más seguro.

¿Cuál es la aplicación que más usas?

La aplicación que más uso es Spotify. Siempre estoy reproduciendo música, desde que me levanto hasta que me voy a dormir, lo cual me ayuda a manejar mi tiempo. Si ya escuché todo un álbum y no he terminado de escribir un párrafo, sé que es hora de ponerme a trabajar.

No obstante, tengo una relación de amor y odio con Spotify. Me encanta la lista de Daily Mixes, pues me ayuda a descubrir nueva música. Me gustaría poder guardar o marcar las canciones. A veces me proponen listas basadas en artistas que no he escuchado en años, y yo solo quiero regresar a la que escuché una y otra vez el día anterior.

Soy tacaña pero Spotify es una de las pocas aplicaciones por las que pago. Ya que doy dinero, mis expectativas están por los cielos, pero la aplicación tiene fallas y es lenta, además de que se traba constantemente. Lo que quiero es que me lea la mente y siempre sepa exactamente qué quiero escuchar, pero no lo hace, así que me decepciona.

También me encanta que cada vez más aplicaciones de mensajería están agregando opciones para establecer fechas de caducidad en los mensajes. Cada vez estoy más convencida de que la opción predeterminada de acumular todas las conversaciones para siempre es una idea terrible; me gusta que mis conversaciones puedan desaparecer de la mayoría de las aplicaciones de chat que uso ahora.

Has escrito mucho acerca de la seguridad. ¿Cómo haces que la tecnología que utilizas sea segura?

Me interesó la seguridad por necesidad. Cuando era niña y usaba las redes sociales por primera vez, también estaba en el proceso de alejarme de un abusador. Tuve que averiguar cómo usar cosas como Myspace —¡en ese entonces me parecía muy importante tener una vida vibrante en Myspace!— de maneras que protegieran mi anonimato, mis datos de ubicación y otra información confidencial. Constantemente les enviaba mensajes a mis amigos para pedirles que eliminaran fotografías o publicaciones que pudieran ayudar a mi agresor en su búsqueda.

Ya no me preocupo por eso, pero la situación me obligó a pensar en qué tipo de datos personales estaba compartiendo en línea desde el momento en que comencé a hacerlo, y estoy agradecida por eso. Mucha gente no piensa en su privacidad en línea hasta que están lidiando con una situación comprometedora en la que sus datos ya están expuestos.

Desafortunadamente, creo que experiencias como la mía son bastante comunes. Mucha gente aprende sobre los riesgos de su seguridad en línea después de que los afecta una gran filtración como Equifax u otra amenaza de seguridad. Después de la universidad, comencé a aprender más sobre el cifrado y a asistir a criptofiestas, lo que me ayudó a darme cuenta de que la seguridad podía ser algo divertido en vez de algo aterrador. El cifrado se considera un tema especializado de ñoños, pero creo que casi es romántico invertir tiempo y esfuerzo en mantener una conversación segura y privada. Demuestra que te preocupas.

¿Qué puedes decir sobre proteger las conversaciones que sostienes con tus fuentes?

Abordo la seguridad como periodista de la misma manera en que lo he hecho como individuo. Lo primero en lo que pienso es en limitar mi exposición, ¿qué tipos de datos estamos generando mi fuente y yo? ¿Cómo minimizamos las huellas que dejamos o por lo menos minimizamos el tiempo que las retienen mis dispositivos? El segundo paso es asegurar los datos que generamos, lo cual a menudo implica cifrar esa información.

Las aplicaciones de chats cifrados como Signal han hecho que la seguridad y los mensajes con fechas de caducidad sean un asunto mucho menos complicado. Sin embargo, como se requiere un número celular para abrir la cuenta, aún existe lo que llamamos problema de primer contacto: ¿cómo inicias una conversación segura con alguien que no tiene tu número celular? He experimentado con algunos enfoques distintos: usar tarjetas SIM que desecho después, establecer números secundarios con Google Voice o Twilio, o usar aplicaciones, como Wickr, que no me obligan a publicar mi número celular. Sin embargo, no me he decidido por una solución que me parezca totalmente homogénea.

Toda esta tecnología de seguridad puede ser abrumadora. Todavía creo que, a veces, la conversación más segura, y que no se almacena, es la que se tiene en persona.

¿Con qué producto tecnológico estás obsesionada actualmente?

La verdad es que me tardo mucho en adoptar tecnologías nuevas. Creo que debería ser más aventurera como reportera de tecnología, pero tiendo a encontrar cosas que me gustan y a quedarme con ellas. Me rehúso a cambiar mi iPhone, por ejemplo, porque me gusta Touch ID, el sensor identificador de huellas digitales. Aún no he probado el Face ID, que funciona con reconocimiento facial.

Los productos tecnológicos que he usado últimamente son los que tienen como propósito hacerme menos dependiente de la tecnología, qué curioso, ¿no? Seguí el consejo de mi colega Nellie Bowles y puse la pantalla de mi celular en escala de grises, lo cual ha sido muy relajante. También he usado la nueva función para limitar el tiempo de las aplicaciones en iOS 12 para no entrar a mis cuentas de redes sociales los fines de semana. Siento que ahora tengo mucho más tiempo.

Ah, ¡y las baterías externas! No sé cómo pude sobrevivir sin ellas tanto tiempo. Son los ángeles de la guarda perfectos.

Fuente: The New york Times

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy