Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Ramírez Marín: la grilla es la parte triste de la política

26

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de julio.- Para Jorge Carlos Ramírez Marín, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la tragedia de La Pintada fue “sin duda el caso más triste que he tenido frente a mí y posiblemente para todos los que estamos en el gobierno”.

Lo primero que le dijo el presidente Enrique Peña Nieto después de su visita a esa comunidad, devastada por un deslave, fue: “No quiero que lo hagan igual, quiero que sea mucho mejor”.

En la charla que sostuvo con Fabiola Guarneros, Jessica Pacheco y Paola Virrueta para Entre mujeres/La entrevista, de Excélsior Televisión, Ramírez Marín relató que fue al lugar de los hechos cuatro días después de que la noche del 15 y madrugada del 16 de septiembre de 2013 las fuertes lluvias de la tormenta tropical Manuel provocaron el reblandecimiento de la tierra y el posterior deslave de un cerro, que dejó una cuarta parte de las casas bajo tierra de la comunidad La Pintada, ubicada en el municipio de Atoyac de Álvarez, en Guerrero.

Recordó que en ese momento el lugar “era un cementerio y después de un proceso largo pero minucioso, primero en términos de rescate, de quitar toda la tierra que les había caído encima, rescatar los cuerpos, que lo hizo el gobierno del estado de una manera escrupulosa”, empezó el trabajo de reconstrucción.

El Presidente le había encargado que la gente de La Pintada “tiene que sentir que en verdad el gobierno está con ellos, que de verdad nos importan”. Ahora la comunidad, señala, tiene un albergue, un área para espectáculos públicos, un memorial para recordar a sus difuntos, una escuela con los más importantes adelantos donada por agrupaciones privadas y una cancha de futbol que donó, entre otros, la Federación Mexicana de Futbol.

En el pueblo no había comunicación y ahora hay una antena que permite la comunicación por celular y además tiene internet, indicó.

La Pintada es un ejemplo de cómo si podemos subir la vara y ésta es la idea del Presidente.”

Sobre los trabajos, asentó que “las cosas no hay que hacerlas porque sí, ni como sea. Hay que comprometerse y hacer las cosas mucho mejor”.

Ahora, dijo satisfecho, La Pintada sí es la pintada, porque los colores de las casas son muy llamativos, además resaltan los trabajos que se hicieron a lo largo del río, donde se  construyó un bulevard y una especie de malecón. “Me da mucho gusto ahora que nos mandan las fotografías de la gente, el cómo están los novios o las mamás con sus hijitos caminando por ese maleconcito. La idea es que fuera un ejemplo de cómo la gente tiene capacidad de recuperación y que el gobierno también tiene capacidad para invertir recursos”, comentó.

La política

El titular de la Sedatu señaló que su interés por la política se inició en su casa, escuchando los comentarios de sus padres, y después uniéndose a movimientos estudiantiles.

De niño soñaba con ser doctor, pero lo cierto es que me metía a la regadera y todo el tiempo me echaba mis discursos de los temas políticos del momento. Lo que pasa es que en mi casa siempre había política; mi papá era empleado del Seguro Social y mi mamá era maestra”, recuerda.

Me gusta la política más que la grilla. La grilla es tremendamente desgastante, a lo mejor la única parte triste de la política. Sigue siendo importante, sin lugar a dudas, porque lo que nosotros llamamos grilla es una forma de relacionarnos, y allí siempre habrá la opción de que si para hacer esas relaciones claudicas en cosas que tú crees o sigues siendo como eres”, explicó.

Definitivamente la política no es un ambiente de misioneros franciscanos, es bastante dura, hay que sostener posturas, hay que presentar las posturas propias, y es un ejercicio que implica una responsabilidad, incluso la responsabilidad de luchar por lo que estas creyendo o de la manera que tú piensas, pero es muy bonito.”

Reconoció que a lo largo de su carrera política ha tenido algunas “pesadillas”, pero el culpable de éstas ha sido sólo él y se ha recriminado diciéndose “¡chin, por qué lo dije, qué me costaba quedarme callado!”.

Creo que el momento más bonito que me ha tocado vivir  ha sido, sin lugar a dudas, cuando me llamó el Presidente y me dijo “oye Jorge Carlos, queremos contar contigo”, señaló.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo