En línea con su principal actividad económica, el turismo, Quintana Roo se posicionó por segundo año consecutivo como la entidad federativa en donde más proporción de negocios cerraron sus puertas definitivamente a causa de la crisis Covid-19.

El turismo, que ha sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia, todavía no alcanza a recuperar su nivel de actividad ni su sus niveles de población ocupada.

En términos relativos este estado sureño ha perdido casi la mitad (46.6%) de los negocios que existían en 2019, antes de la llegada del virus.