Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Quintana Roo, 41 años y el futuro

36

Los gobiernos son velas; el pueblo, el viento;

el Estado, la nave, y el tiempo, el mar

Ludwig Börne

El aniversario 41 de Quintana Roo como entidad federativa, que se cumple este jueves 08 de octubre, representará el último de las actuales condiciones sociopolíticas, pues a partir de 2016 la situación de la entidad será profundamente diferente; por lo menos en las formas y normas.

Para el aniversario 42, Quintana Roo deberá ya haber renovado la gubernatura, las 10 presidencias municipales y las 25 diputaciones locales; este es el último festejo que encabezan las actuales autoridades, y aunque el proceso electoral aun ni siquiera comienza, los ánimos políticos ya están más que “caldeados”, de ahí que no se debe perder perspectiva sobre los momentos que avanzan.

Aunado a lo anterior, el espacio geopolítico quintanarroense será otro en 2016, pues para ese entonces, la redistritación local planteada por el Instituto Nacional Electoral (INE) deberá ya estar aprobada, con lo cual la gran mayoría de los distritos, es decir las diputaciones, estarán concentradas en el norte de la entidad, proceso a partir del cual el sur quintanarroense irá quedándose cada vez con menos diputados.

Si acaso sirviera de consuelo, la redistritación federal, iniciada por cierto desde 2012, en los tiempos del extinto Instituto Federal Electoral (IFE) deberá también ya estar aprobada por el actual INE, lo cual implicará que Quintana Roo tendrá un distrito federal más, es decir que en las próximas elecciones federales se elegirán 4 y no 3 diputados federales.

Más aún, para el aniversario 42 del estado de Quintana Roo, este contará con 11 y no 10 municipios, al crearse el de Puerto Morelos, como una escisión del actual Benito Juárez –que alberga Cancún, el principal centro turístico del país-. Puerto Morelos se ubica a 36 kilómetros al sur de Cancún y que cuenta con unos ocho mil cuartos de hotel, nacerá pues con una considerable importancia turística; aunque su creación implicará que los recursos que ahora se reparten diez municipios, tengan que alcanzar para once a partir de 2016.

En adición a lo anterior, el Congreso del estado deberá aprobar, antes del 15 de noviembre de este 2015, la reforma política local, que tendrá cambios importantes en las normas  de competencia por el poder, pero además implica que a partir de 2016 cuestiones como la paridad de género será obligada, cinco alcaldes y cinco alcaldesas a partir de la siguiente elección; y además con posibilidades de reelegirse; lo mismo ocurrirá en el Legislativo quintanarroense. Estamos viviendo los últimos gobiernos tradicionales, a partir de 2016 todo será diferente.

Todo los cambios aquí planteados deberán concretarse en los siguientes meses, serán intensos y múltiples las implicaciones sociopolíticas, por ello el aniversario 41 es verdaderamente simbólico; representa por mucho el final de una etapa en la evolución estatal. Todo se reconformará, pero aun faltan los cambios derivados del proceso electoral local que está por iniciar.

Por ejemplo, deberá aun resolverse si la siguiente administración estatal será de continuidad o cambio; a partir del candidato que resulte ganador, y para esto primero tienen que definirse los abanderados a la gubernatura por parte de los partidos políticos, es decir, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) deberá decidir si postula a José Luis Toledo Medina; a Mauricio Góngora Escalante o a Carlos Joaquín González. A partir de esta decisión se determinará si la oposición tendrá candidato competitivo, por las posibles rupturas partidistas. Es la única posibilidad que tienen los partidos opositores de competir en 2016.

Si todo lo mencionado no fuese suficiente para dimensionar los cambios que ocurren en Quintana Roo, baste recordar que fue creado el 8 de octubre de 1974, junto con Baja California Sur, y aunque la entidad norteña ha también evolucionado y su actividad turística es considerable, la del sureste mexicano es ahora el principal centro turístico del país y Latinoamérica y el crecimiento poblacional en municipios como Solidaridad también el más elevado de América Latina.

Así, más allá de fatuos alabos, la coyuntura obliga a un análisis de fondo sobre la situación actual de la entidad, pues aporta más del treinta por ciento del total de divisas que ingresan al país por concepto de turismo, el crecimiento estatal es en promedio de 4.6% y su generación de empleo va a la alza; en contraparte, su nivel de deuda es también elevado, pues se encuentra entre los 10 estados con mayor carga financiera; sus pasivos representan 280% de sus participaciones federales (Ramo 28), el nivel más alto entre las 32 entidades federativas; y su población tiene la mayor deuda per cápita de México. Muchos son pues los retos del futuro, muchas las transformaciones del presente.

De esta manera, la mejor manera de celebrar los primeros 41 años de Quintana Roo es ser partícipe de los procesos de su transformación, a partir de 2016 todo el entorno geopolítico y político electoral será diferente; de la exigencia ciudadana depende que sea en su beneficio; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Felicidades Quintana Roo.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo