Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Protección Civil de Tamaulipas desmiente oficio de CFE sobre incendio previo a apagón

249

Protección Civil de Tamaulipas afirmó que es falso  el oficio que presentó esta tarde la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como prueba de que un incendio generó el apagón del lunes 28 de diciembre y que los hechos no corresponden a la realidad.

El coordinador estatal de Protección Civil de Tamaulipas, Pedro Granados, dijo que el oficio que mostraron funcionarios de CFE es apócrifo, porque esa firma no corresponde a Emmanuel González Márquez, no tiene sellos y el número de folio no es real.

En el documento se hace una relatoría de hechos que tampoco existieron, dijo, porque en el texto que mostró CFE se afirma que a las 3 de la tarde del 28 de diciembre de 2020 se recibió una llamada de la línea de emergencia de 911 para reportar un incendio en pastizales a la orilla de la carretera federal 85 Victoria-Monterrey, lo cual no ocurrió.

Este es un oficio anterior, referente a otro tema, pero reconocido por la dependencia, en poder de EL UNIVERSAL. Se observa que la firma es diferente, según las propias autoridades estatales:

Además de que en dicho documento se hace una relatoría de hechos que tampoco existieron porque en el texto que mostró CFE se afirma que a las 3 de la tarde del 28 de diciembre de 2020 se recibió una llamada de la línea de emergencia de 911 donde se reportó un incendio en pastizales a la orilla de la carretera federal 85 Victoria-Monterrey, lo cual no ocurrió.

Fue hasta las 5 de la tarde cuando “recibimos un audio de una persona de bomberos del municipio de Ciudad Victoria que dijo que una persona de CFE reportaba un incendio en la zona de El Barretal”.

Granados afirmó: “No fue requerido el servicio (de Protección Civil) porque de alguna forma ellos lo estaban resolviendo, incluso no participamos en ese incendio. Se nos hace raro que se nos involucre con un supuesto oficio donde hacen toda una narrativa con otros horarios… no se apega a la realidad habla de unidades que no son, no trae sellos, la firma no es…”.

Tampoco se tiene registro en el C4 de que alguien haya llamado al 911 para reportar ese incendio que fue teóricamente a medio día y que provocó el problema de la transmisión eléctrica.

Otra falsedad, aseguran, es que a las 3:20 de la tarde salió la unidad número 01 para verificar el reporte, porque “el acuario uno, es una unidad que está descompuesta, tiene mucho tiempo descompuesta, hay muchas inconsistencias en ese oficio”.

Pudo haber participado alguien de Protección Civil de otro municipio, pero el oficio dice que se emitió por Protección Civil de Tamaulipas y la firma el director de coordinación con municipios de esa instancia, Emmanuel González Márquez, pero él desconoce la firma y el documento.

“Él (González Márquez) trabaja con nosotros pero él no reconoce ese oficio, esa firma, no es de él y varios elementos que no muestran consistencia. Se nos hace raro que se haya utilizado ese oficio”, añadió.

La tarde de este miércoles, la Comisión Federal de Electricidad informó que el desbalance que provocó el apagón que afectó el lunes pasado a 10.3 millones de personas en diferentes estados del país fue originado por un incendio «importante» en un pastizal de 30 hectáreas en Padilla, Tamaulipas.

El director de la CFE, Manuel Bartlett, respaldó la versión del incendio.

En conferencia de prensa, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que un incendio en pastizales en la carretera Federal 85 Victoria-Monterrey, en Tamaulipas, fue el origen del apagón del lunes, situación que se exacerbó por el “otorgamiento excesivo” de permisos de fuentes alternas.

“No se volverá a repetir ese evento, porque conociendo como es el evento, tenemos los elementos para que no se vuelva a presentar”, dijo el director general de CFE, Manuel Bartlett.

Se trató de un “caso fortuito”, dijo, y “lejos de que la CFE haya sido responsable, (…) ha sido el sostén de esta situación”, pues al salir de operación las plantas de energía renovable del sector privado, entraron a producir las plantas convencionales del gobierno.

En la conferencia para informar los resultados de la investigación que realizaron el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y CFE, el director general del Cenace, Carlos Gonzalo Meléndez, explicó que “se han otorgado un número excesivo de permisos a generación renovable variables, derivado de la desarticulación de la planeación del Sistema Eléctrico Nacional”.

Agregó que se perdió la confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional, pero que fue un problema del sistema eléctrico en su conjunto el que afectó la generación de 9 mil 262 megawatts, de los cuales 6 mil 671 megawatts fueron de plantas convencionales, térmicas y ciclo combinado; y 2 mil 591 megawatts de generación renovable, de los cuales mil 714 megawatts fueron fotovoltaicos y 877 megawatts eólicos.

Al tenerse “una generación histórica de energías renovables el sistema era débil, por la alta integración de energías renovables y por las líneas de transmisión que quedaron fuera de servicio, se presentó una inestabilidad”, dijo. Todo ello porque se “ha otorgado un número excesivo de permisos a generación renovable variables derivado de la desarticulación de la planeación del sistema eléctrico nacional”.

El director de CFE Transmisión, Noé Peña Silva, explicó que con el incendio de 30 hectáreas de pastizales y por los fuertes vientos por el frente frío 23, hubo una falla del conductor a tierra que sacó de operación a una línea de transmisión de Victoria, Tamaulipas, a Linares, Nuevo León.

Al no poder transmitir energía eléctrica esas líneas de transmisión, se hicieron reacomodos en los flujos de electricidad que produjeron oscilaciones entre la demanda y el suministro, por lo que se activó el sistema de protección, se sacaron de operación plantas y se interrumpió el suministro en la zona de Nuevo León, que luego se extendió a otros estados hasta la península de Yucatán.

El director general de Intermediación y Contratos Legados de CFE, Mario Morales Vielmas, dijo que el otorgamiento excesivo de permisos para fuentes alternas originó un grave problema porque las energías convencionales tienen que respaldar cuando hay una contingencia, ya que las renovables no lo pueden hacer.

Así, “una falla normal que se puede atender de manera tradicional se exacerba y se va a condiciones extremas”, agregó, por la gran dependencia de fuentes de generación renovable que el día del evento fue de 28.13%.

Expuso que la CFE realiza mantenimiento a sus instalaciones y que siguen en curso las inversiones y la modernización.

Los comentarios están cerrados.