Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Por no usar cubrebocas, policía de Jalisco lo detiene y lo regresan muerto

264

Por Tania Rosas

A Giovanni López lo detuvieron policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, por no usar cubrebocas en la vía pública durante la contingencia por el coronavirus. Lo golpearon, se lo llevaron detenido y al día siguiente lo reportaron muerto.

Su hermano, Christian, relató que el 4 de mayo por la noche caminaban con su tía por la calle, pero ninguno usaba el cubrebocas, los llevaban en la mano.

“Llegaron los policías a hacer una redada de levantar gente que no trajera cubrebocas. Íbamos a ir a cenar y llegaron y nos agredieron. A mi hermano lo agarraron como diez policías, a mí también, pero yo me alcancé a zafar y a él lo estaban golpeando, torturando, ahorcando ahí. Yo en ese momento empecé a grabar”.

En el video se observa a elementos de seguridad sometiendo a Giovanni, quien opuso resistencia, mientras su hermano le gritaba que iban a ir por él.

-“¡Cállate, pinche joto!”, le dijo un policía a Christian.

Christian comenta que los vecinos consiguieron el número del presidente municipal, Eduardo Cervantes Aguilar, quien les dijo que pasaran por Giovanni al día siguiente, a las 10 de la mañana a la Comisaría.

“Le dijo a mi tía que confiara en él para que al otro día saliera. Mi tía fue a la hora que le pidió y cuando llega allá le dicen que, pues que no, que el muchacho estaba grave y que se les había pasado la mano. Que se fuera al Hospital Civil de aquí de Guadalajara, pero no había nadie ahí”, relata.

Fue por casualidad que la tía se enteró de la muerte de Giovanni, porque escuchó que una persona se refirió a él como “el finado”.

Las autoridades la remitieron al Servicio Médico Forense y ahí supieron que a Giovanni lo habían asesinado, incluso le habían disparado en la pierna izquierda.

“Los del Semefo no dejaban a mi tía abrir la bolsa, le decían que sí era y que no lo iba a ver y ella a fuerza lo quería ver para reconocerlo. Y mi tía, afuera del Semefo, lo abrió y ya vio que estaba todo golpeado, torturado, con un balazo en la pierna”, agrega.

El acta de defunción precisa que la muerte de Giovanni fue el martes 5 de mayo a las 22:20 horas y fue por traumatismo craneoencefálico.

Christian cambió de domicilio ante las amenazas, pero su familia no. Afirma que a través de un tercero, el presidente municipal le ofreció a su tía 200 mil pesos para que no difundiera el video en redes sociales, pero también les dijo que los mataría si la grabación se daba a conocer.

Casi un mes después de lo sucedido y aún con miedo a las represalias, Christian exige justicia al afirmar que su hermano no tenía enemigos, era albañil y apenas había cumplido 30 años. Añade que ninguna autoridad ha hecho una indagatoria por el asesinato.

Si le sucede algo a él o a su familia hace responsable al jefe de la policía de Ixtlahuacán de los Membrillos, Manuel Becerra Santacruz; al presidente municipal, Eduardo Cervantes, y al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo