Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Por miedo, Braulio Nuñez no acude a asamblea ejidal en Puerto Morelos

75

El pasado 3 de octubre, los integrantes del Ejido Puerto Morelos, fueron convocados a una Asamblea General, en las instalaciones de la Casa Ejidal, para discutir diversos temas del interés general, entre los que destacaban, los respectivos informes del presidente, del tesorero y del presidente del consejo de vigilancia, pero Braulio Núñez López, no llegó.

Según se sabe, el presidente del Comisariado Ejidal habría estado rindiendo cuentas a los integrantes de la denominada “Mafia Agraria”, pues la operación de los últimos diez años, tendiente a despojar a los ejidatarios de 900 hectáreas, le ha costado a la asociación delictiva varios millones de pesos, sin que se hubiesen logrado los resultados pactados con Braulio Núñez López y con Antonino Almazán Arteaga.

Trasciende de hecho, que con la última actuación a nombre del Ejido, en la que se desconoce el contrato establecido con la empresa fantasma denominada “Instituto de Capacitación y Asesoría Integral de México SCP” (ICAIM), encabezada por el hermano de Antonino, Juan Pastor, por simple incumplimiento de contrato, el equipo de La Mafia Agraria estaría cuantificando el daño.

Pero ello no supone que dejen “por la paz” la intentona de despojo, por ello, estarían por replantear una estrategia, luego de que ajusten cuentas con los fracasados operadores.

Y es que aun insisten en colocar en las órdenes del día, cualquier cantidad de solicitudes de constancias de avecindado en favor de diversos personajes que, evidentemente no son ejidatarios.

Aún en la última convocatoria, los puntos del uno al seis, son relativos a la presentación de informes y, a partir del siete, son todas “anuencias de la asamblea para el reconocimiento como avecindado” de esos personajes, ajenos al núcleo ejidal y parte de la estrategia del despojo, como lo hemos explicado en entregas anteriores.

Los comentarios están cerrados.