Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Por falta de permisos y recursos hotel Hard Rock Riviera-Cancún no será construido

153

El hotel Hard Rock Riviera-Cancún no será construido pues hasta el momento no ha obtenido los permisos correspondientes para hacerlo, además, la obra fue detenida antes que empezara la pandemia, informó Bernardo Santillana, director comercial para el mercado nacional de la cadena de hoteles Hard Rock.

Por lo anterior, Bernardo Santillana detalló que la inversión que se aplicaría en Cancún para la construcción de dicho hotel se fue a Los Cabos, donde ya abrieron el hotel Hard Rock, el cual cuenta con 600 habitaciones.

Bernardo Santillana agregó que el terreno está, pero hasta que les den luz verde, permisos, se cuenten con los recursos y liberen la obra, anunciarán qué marca de hotel será construido, el cual hasta el momento continúa proyectado con las mismas dimensiones y mil 800 habitaciones con las que estaba previsto la construcción del Hard Rock.

El directivo aseguró que no existe ningún amparo contra la construcción de Hard Rock como es el caso de Hotel Riu.

“Sin la inversión de RC hoteles lo permite, el próximo año se podría reactivar la obra”, declaró.

Por otro lado, durante los Price Travel Trophy, Bernardo Santillana informó que este fin de semana RC Hoteles inauguró tres hoteles Residence inn, uno en Mérida, el segundo en Cancún y el tercero en Playa del Carmen. Estos se suman al Hard Rock Vallarta, Hard Rock Cancún, Hard Rock Riviera Maya y Hard Rock Los Cabos que opera RC Hoteles.

Detalló que Hard Rock Cancún cuenta con 601 habitaciones con mil 200 empleados.

Respecto a la pandemia, el directivo dijo que RC hoteles cerró en 2020 sus hoteles los meses de mayo a junio, pero que de julio a diciembre volvió abrir teniendo una ocupación permitida de 40 por ciento con turismo nacional, lo que sacó a flote a la empresa y al destino.

“El mercado mexicano ha tenido un crecimiento importante para nuestras marcas, actualmente hemos llegado al 90-95 por ciento de ocupación que nos permite el gobierno. Nosotros estamos en una temporada más alta de lo que esperábamos”, declaró, asegurando que no hubo “septiembre.

En cuestión de medidas sanitarias, Bernardo Santillana aseveró que han implementado estrategias para que los huéspedes se sientan seguros desde que son recogidos en el aeropuerto y cuando llegan al hotel, como son toma de temperatura y la aplicación de gel antibacterial, asimismo, para el turismo internacional, ya incluye en el paquete la prueba negativa de COVID que les exigen antes de subir al avión cuando regresan a sus países de origen, sin que tengan que pagar un peso más.

De igual manera, los trabajadores están vacunados y se les exige que apliquen todas las medidas sanitarias.

Cabe recordar que, Roberto Chapur, adquirió la franquicia Hard Rock para cuatro hoteles que anteriormente operaban con la marca Palace, y no solo anunció, sino que hasta puso la primera piedra para la construcción del hotel Hard Rock Riviera-Cancún.

El grupo empresarial anunció que la construcción y operación del hotel Hard Rock Riviera-Cancún generará 8,500 empleos directos e indirectos (correspondiendo 5,500 a la etapa de construcción y 3,000 a la operativa), que en su gran mayoría serán contrataciones de gente de la zona.

El proyecto constaría de 2 torres de 10 niveles, que albergarán 1,789 habitaciones, spa, asoleaderos, caminos, albercas, jacuzzis, piscina Crystal Lagoon, restaurantes, salones de eventos y centro de convenciones.

Impugnación de CEMDA

En octubre de 2017 el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) impugnó ante el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa la autorización de impacto ambiental otorgada a la firma RCD Resorts para la edificación del hotel Hard Rock Riviera-Cancún porque el proyecto representaba afectaciones graves a la barrera arrecifal Limones, una de las porciones mejor conservadas de la Barrera Arrecifal Meosamericana, que se extiende a lo largo del mar territorial de cuatro países centroamericanos, incluido México.

Sandra Moguel, representante del Cemda en Quintana Roo advirtió en esa ocasión que la construcción del hotel se encuentra justo entre dos áreas naturales protegidas: Manglares de Nichupté y el Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc, lo cual supone un grave riesgo, puesto que el proyecto incluye una alberca tipo laguna que se construirá sobre la duna costera, explicó la ambientalista.

Además de que, para tener agua potable, el hotel tendría que instalar una desalojadora de agua, la Manifestación de Impacto Ambiental no contenía el estudio sobre el impacto que tendrá esta instalación en el entorno.

Los comentarios están cerrados.