Cancún, Quintana Roo, 30 de septiembre de 2020.- Policías estatales de inteligencia presuntamente usaban sus armas y charolas para cometer delitos de alto impacto en Cancún.

A través del equipo de inteligencia un grupo de oficiales del Mando Único realizaban actividades ilícitas en contra de los ciudadanos y empresarios de Benito Juárez.

Este martes 29 de septiembre, sujetos robaron con violencia al interior de un local ubicado en la Región 216, sobre la calle Maui, y amagaron con sus armas a ciudadanos, empleadas y un empresario.

Varias de las víctimas fueron golpeadas por los presuntos ladrones, que se llevaron pertenencias personales y dinero en efectivo.

Los hombres estarían relacionados con el robo de 70 mil pesos en efectivo y un vehículo que dejaron abandonado tras chocar en su intento de escape.

Pero debido al rastreo que realizaron policías municipales a un equipo celular, se logró obtener la ubicación de los presuntos delincuentes y en un operativo detuvieron a dos de los tres presuntos ladrones, que se identificaron como policías estatales de inteligencia del Mando Único, con nombres Armando Cruz López, de 36 años de edad, y Eduardo Aquino Cruz, de 33 años.

Ambos, querían evadir a las autoridades municipales intentando charolearlos.

Lo asegurado a los involucrados fue un arma de cargo de la marca Glock 17, matrícula BBAY528 con dos cargadores abastecidos, uno con 12 cartuchos útiles y otro con balas útiles, así también una escuadra Glock 17 9X9 Austria matrícula BBAY527 y dos cartones abastecidos uno con 15 cartuchos útiles 9mm LUGER y el otro con 16 balas de la misma marca.

También se aseguró una camioneta color blanca de la línea Nissan con placas TB- 4369-J, que es vehículo oficial de Seguridad Pública del Gobierno de Carlos Joaquín González.

Entre lo asegurado también se encontró otra arma tipo Revólver abastecido modelo RG40, con la matrícula R107305, empuñadura de color café y abastecidos con tres cartuchos útiles de la marca Águila 38 y dos celulares, un Huawei P30 Lite, y un Huawei Y9.

Los policías estatales fueron trasladados a la base de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública Policía y Tránsito de Benito Juárez, para ser puestos a disposición de un juez.

Si ha sido víctima de alguno de estos policías o de ambos, denuncie.