Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Pierde el ex presidiario Gaspar Paredes amparo contra Grupo Caveri

Además el ex presidiario Gaspar Narciso Paredes Cardeña fue condenado por Fraude Procesal al exhibir contratos falsos para su concesión, esto sin considerar que Gaspar Paredes ya había estado preso por fraude en el cereso de Chetumal.

159

CANCÚN, MX.- El litigió entre la Marina Chac Chic y Grupo Caveri Servicios Inmobiliarios, después de 6 años, llegó a su fin, luego de que el representante de la Marina perdió su último amparo mediante el cual reclamaba el predio que ocupaba su estacionamiento y de su alberca en el kilómetro 3.5 de la zona hotelera,; no obstante, el propietario Gaspar Narciso Paredes Cardeña fue condenado por Fraude Procesal al exhibir contratos falsos para su concesión, esto sin considerar que Gaspar Paredes ya había estado preso por fraude en el cereso de Chetumal.

Grupo Caveri hizo valer su título de propiedad 01907 y 01908 por una superficie de 3 mil 9.5.25 metros cuadrados desde el 2 de abril del 2014, que consta que su compra se hizo por un millón 194 mil 450 dólares, expedido por el extinto Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública del Estado de Quintana Roo (IPAE) y que por más de 10 años había sido explotado por la marina Chac Chic y en una primera sentencia emitida el pasado mes de marzo de 2019 el Tribunal de Juicio oral de primera instancia del distrito judicial de Cancún, le atribuyó a Gaspar Paredes, la comisión del delito de fraude procesal en agravio a Grupo Caveri plasmado.

Gaspar Paredes manifestó tener los derechos de posesión a través de un contrato de arrendamiento con el gobierno del estado en su carácter de único fideicomiso a través de la Comisión para la juventud y el Deporte (Cojudeq) de fecha 15 de diciembre del 2001, así como un supuesto contrato de compra venta celebrado entre el señor Ponceano Arguelles García y Gaspar Narciso Paredes Cardeña, del 15 de febrero de 2002, documentos que resultaron ser apócrifos porque tanto el de arrendamiento y el de sesión de derechos son del 2001 cuando aún ni existía la Cojudeq.

Por lo anterior, la novena sala especializada en materia penal oral, el pasado 30 de octubre de 2019 emitió una sentencia definitiva en la que ratifica la sentencia condenatoria por Fraude Procesal, por la cual Gaspar paredes apeló la sentencia y a través de un nuevo amparo, mismo que le fue negado finalmente por el Tribunal Colegiado del vigésimo séptimo circuito el pasado 26 de febrero del 2021.

Los comentarios están cerrados.