Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

PIB de México no alcanzará el 2% ni en 2020: FMI

25

Washington, D. C. La incertidumbre política generada por las políticas económicas de la nueva administración, serán determinantes y un claro factor a seguir para México, aseguró la Consejera Económica y Directora de Investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath.

La política monetaria restrictiva ha sido un claro determinantes para reducir las expectativas de crecimiento para México para éste y el año entrante, afirmó. Pero sin duda, son las señales de la nueva administración, las que han repercutido de forma importante en las decisiones de inversión, aseguró en la conferencia de prensa donde divulgó las expectativas mundiales de crecimiento.

“Revisamos a la baja la expectativa de crecimiento para México de cara al 2019 y 2020, respecto del pronóstico de octubre y enero, y es resultado de la política monetaria más restrictiva y por la incertidumbre política relacionada con el nuevo gobierno, que claramente ha tenido repercusiones en la inversión”, aseveró tajante.

En esta misma conferencia, el Subdirector de Investigación Económica del Fondo, Gian María Milessi Ferreti agregó que el ánimo de los inversionistas sobre México también se ha visto impactado por la negociación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

Y es también un factor de incertidumbre, en tanto no sea ratificado por los congresos de los tres países.

Expansión de 2%, ni en 2020

En su actualización de expectativas, el FMI estima que la economía mexicana no alcanzará una expansión de 2% este año ni en 2020. La marcha atrás que está ejecutando la nueva administración de México sobre la política económica, las reformas educativa y energética y la cancelación de proyectos de infraestructura como el Aeropuerto, debilitan la capacidad de crecimiento del país, sostienen en el diagnóstico para México incluido en el reporte World Economic Outlook (WEO).

Anticipan que el PIB de México logrará un avance de 1.6%, en este año; una tasa que es inferior al 2.1% estimado en enero y con la que se alinean con el punto medio del rango estimado y revisado por la Secretaría de Hacienda.

Para el año entrante, anticipan un incremento de 1.9%, que está debajo del 2.2% previsto también hace 2 meses.

“Estas correcciones reflejan en parte el cambio en la percepción sobre la dirección política de la nueva administración”.

Banxico restará presión

Desde la perspectiva del FMI, la tendencia a la baja de la inflación favorecerá a que el Banco de México (Banxico) mantenga una política monetaria acomodaticia.

Esto significa que confían en que la moderada inflación, y las expectativas bien ancladas, serán aprovechadas para utilizar el margen de maniobras y reducir tasas, si fuera necesario. Un margen del que pocas economías gozan.

En el apartado para México, también detallan que a pesar del avance logrado en el acuerdo comercial México- Estados Unidos y Canadá (T-MEC), sigue sin ser ratificado en los congresos, lo que genera incertidumbre.

Y consignan que la propuesta de Estados Unidos de imponer tarifas a los autos importados y autopartes, es un nuevo factor de preocupación sobre las disputas comerciales.

“Es esencial evitar el retraso de las reformas estructurales necesarias ya que esto crearía una incertidumbre adicional en detrimento de la inversión privada y el crecimiento del empleo”, refirieron.

Consolidar para crear márgenes

Los estrategas del Fondo recomiendan al país mantener el plan de consolidación fiscal a mediano plazo (y posiblemente apuntar hacia una reducción aún mayor del déficit) estabilizaría la deuda pública, pues consideran que elevaría la confianza de consumidores e inversionistas y crearía espacio para responder a los choques.

Es decir, se puede generar el espacio para reaconmodar por ejemplo, las necesidades de gasto relativas al envejecimiento de la población.

En el análisis destacan que la preocupaciones sobre las reversas a la política tradicional de México que está dirigiendo la nueva administración ha motivado una notable incertidumbre en los spreads durante noviembre y diciembre que finalmente se ha atenuado.

ymorales@eleconomista.com.mx

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More