Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Party Center, a punto de dejar de ser un problema para Cancún

63

A 24 años de que inició operaciones la Party Center y 22 años de que se convirtió en uno de los puntos relevantes de la zona de discotecas de Punta Cancún, la polémica plaza que fue sede de centros nocturnos, restaurantes y bares, será demolida de forma parcial a fin de sumarse a las acciones de mejora de la imagen urbana de la Zona Hotelera de Cancún.

La plaza abrió sus puertas en el año de 1990 con la puesta en operación de dos centros nocturnos, el “Bolero” y el “Shampoo”, que a la larga fueron parte relevante de la “leyenda negra” del sitio, la cual se dio junto con la mala fama que se gestó en el bautizado “Callejón de los Milagros”, que es el andador que une los dos sentidos o cuerpos del bulevar Kukulcán en esa parte de la Zona Hotelera.

Sin embargo, Party Center no era sólo esos exclusivos centros nocturnos, que hicieron fama por manejar la llamada prostitución VIP, pues a partir del 11 de noviembre de 1992 inició sus operaciones al 100 por ciento, con un total de cinco restaurantes, dos bares, una discoteca y 32 locales comerciales, los cuales se establecieron sobre una superficie de 12 mil 500 metros cuadrados.

El inmueble operó a toda su capacidad hasta el año de 2005, año en el que se determinó iniciar la demolición de las áreas ubicadas en torno a los locales cuyos inquilinos se resistieron a entregar las áreas que rentaban, a pesar de que adeudaban varios meses o hasta años, en algunos casos.

El paso del huracán Wilma a finales de octubre de 2005, ayudó a liberar la plaza de todos aquellos inquilinos morosos que con su actitud sólo ayudaron a deteriorar la imagen de la Party Center, gracias a lo cual se le colgaron una serie de calificativos que abonaron más en contra de su buen nombre.

Para el año 2007, la plaza quedó libre de todos los malos inquilinos que la afectaron y de esa forma es que fue posible realizar su limpieza y desde entonces permanece cerrada, con áreas deterioradas y otras en riesgo de derrumbarse.

Desde marzo pasado el Comité de Imagen Urbana de la Zona Hotelera de Cancún, en la que participan las autoridades municipales de Desarrollo Urbano y Protección Civil, así como organismos como los colegios de Arquitectos e Ingenieros Civiles, además de dependencias de los gobiernos estatal y federal, determinarán dar paso a la demolición del inmueble, labor que se inició a finales de abril pasado con la acuerdo del propietario del edificio, a fin de colaborar al mejoramiento del lugar, el cual se deterioró en gran medido debido a una administración deficiente.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo