Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Paramédicos de la empresa privada 911 intentaron realizar a su “modo” un rescate

65

Tres turistas originarios de Veracruz sufrieron un fuerte accidente de tránsito la tarde de este martes en el kilómetro 276 de la autopista Mérida-Cancún.
Los visitantes se disponían a pasar unas divertidas vacaciones familiares en Cancún, sin embargo, un neumático de su vehículo estalló y los hizo volcar sin control hasta detenerse al interior de la maleza.
Afortunadamente, los tres fueron auxiliados a tiempo y trasladados a un hospital privado de la ciudad, en donde su estado de salud fue reportado como estable, a pesar que en la zona se registró un penoso incidente con paramédicos de una empresa privada.
Los hechos se registraron alrededor de la una de la tarde de este martes cuando las diferentes dependencias de seguridad recibieron una alerta del número de emergencias 066 para verificar el reporte de un fuerte accidente de tránsito en el kilómetro 276 de la autopista Mérida-Cancún.
De inmediato, elementos de la Policía Municipal, Heroico Cuerpo de Bomberos y paramédicos de diversas instituciones se trasladaron al lugar, mismos que a su arribo hallaron el vehículo tipo Peugot, color gris, con placas YHX4715 de Veracruz, prácticamente destrozado al interior de la maleza.
Asimismo, sentados frente a la unidad fueron halladas dos personas, las cuales después de identificarse como Rodrigo Santiago Aburto, de 17 años de edad y Victoria Aburto Ortiz, de 50 años, manifestaron que al interior de la unidad se encontraba otra persona atrapada.
Mientras los auxiliares realizaban las maniobras de rescate con “las quijadas de la vida”, para liberar a una persona que se encontraba atrapada entre los fierros retorcidos, los otros dos tripulantes señalaron que todo fue un terrible accidente.
Manifestaron que segundos antes circulaban sobre la carretera sin mayor problema, pues venían de Veracruz para pasar las vacaciones en familia, cuando de pronto uno de sus neumáticos estalló, lo que provocó que perdieran el control y volcaran, hasta finalizar prácticamente dentro de la maleza del camellón central.
Por tal motivo, los paramédicos de una institución privada decidieron trasladarlos al hospital privado Playamed para su atención médica, mientras que los rescatistas luchaban contra los fierros retorcidos para liberar al último turista.
Desafortunadamente, durante el rescate se registró un penoso y peligroso incidente, pues paramédicos de la empresa privada 911 intentaron realizar a su “modo” el rescate, sin importar que el lesionado sufriera “jaloneos” y estuviera en riesgo su vida.
A pesar que estaban presentes los paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, quienes cuentan con preparación especial para este tipo de rescate, los auxiliares de la empresa privada se interpusieron.
Sin administrarle oxígeno al paciente, ni suero, ni medicamento, los paramédicos metieron su camilla entre los fierros retorcidos y vidrios antes de que los Bomberos abrieran por completo la unidad, por lo que el paciente fue prácticamente “sacado a jalones” del vehículo, para después ser trasladado al hospital privado, aunque los familiares les pidieron amablemente que se le llevara a la Cruz Roja, a lo que se negaron, motivo por el cual los auxiliares de la benemérita institución se metieron casi a la fuerza a ayudar.
Aún con el paciente cayendo de la camilla, los auxiliares privados se lo llevaron, dejando a todos los elementos de rescate con la boca abierta.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo