Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Otto Pérez Molina dimite por escándalo de corrupción; tiene orden de captura

19

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha renunciado este jueves al cargo con el fin de “mantener la institucionalidad del Ejecutivo”, ha informado su portavoz, Jorge Ortega. Se presentará a las 08:00 hora local (14:00 GMT) de este jueves de forma voluntaria en el juzgado, según ha informado su abogado César Calderón tras orden de captura que pesa sobre él.
El jurista del presidente comentó que “no había necesidad de ordenar su captura” porque ya había presentado un memorial al Juzgado B de Mayor Riesgo con el que el mandatario se ponía a disposición del juez Miguel Ángel Gálvez.
Calderón dijo que la audiencia de primera declaración será para escuchar, seguramente, la imputación del Ministerio Público (MP) contra su defendido, los cuales serán refutados, aseguró.
Pérez Molina, el primer presidente desaforado de la historia del país, está acusado de liderar la red de corrupción aduanera “La Línea” .

El portavoz precisó a Efe que el presidente, en el poder desde 2012, firmó la carta de renuncia a las 19:00 hora local del miércoles (01:00 GMT del jueves).
El objetivo, aseguró, es “mantener la institucionalidad y el orden que corresponde dentro del Estado”, además de enfrentar “de manera individual” el debido proceso en su contra.
El general retirado perdió su inmunidad y privilegios el martes tras el voto unánime de 132 diputados, después de que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) lo acusaran el 21 de agosto de corrupción.
De acuerdo con la investigación de más de 18 meses de ambas entidades, Pérez Molina supuestamente dirigía la red clandestina dentro de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), con la complicidad de al menos 28 personas, incluida la ex vicepresidenta (2012-2015) Roxana Baldetti, en prisión desde el 21 de agosto.
El portavoz presidencial manifestó que la decisión de Pérez Molina “sí” fue difícil pero que, a pesar de ella, el presidente sigue defendiendo su inocencia. No obstante, agregó, el desarrollo de los eventos lo obligaron a tomar esta decisión.
El mandatario, quien tomó posesión del cargo el 14 de enero de 2012, había reiterado desde que fue acusado que no iba a dimitir para garantizar la celebración de las elecciones generales del próximo domingo.
La renuncia, en manos del Congreso de Guatemala
La renuncia se encuentra en manos del Congreso del país centroamericano, que deberá avalar o no su dimisión, y en caso de concretarse, nombrar al vicepresidente, Alejandro Maldonado, como nuevo mandatario, según establece la ley guatemalteca.
La Constitución indica que el Congreso, formado por 158 diputados, deberá decidir si acepta o no la renuncia del presidente, y comprobar “la autenticidad” de la carta de dimisión.
El Organismo Legislativo, presidido por el opositor Luis Rabbé, de la agrupación Libertad Democrática Renovada (Lider), deberá posteriormente “dar posesión” de la Presidencia al ahora vicepresidente Maldonado.
La ley ordena el nombramiento “en caso de ausencia absoluta o temporal” del presidente y, de acuerdo a la misma normativa, Maldonado “desempeñará la Presidencia hasta la terminación del período constitucional”. Pérez Molina tomó posesión el 14 de enero de 2012 y su mandato culminaría el mismo día del próximo año.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo