Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Mujeres víctimas del machismo en Quintana Roo

144

Cuatro de cada cinco mujeres son o han sido víctimas de la violencia que genera la gran epidemia de nuestros tiempos llamada machismo. Es tan grande que no hay estadísticas precisas sobre esta problemática y no hay institución ni recursos suficientes para atenderla a cabalidad, aseguró Celina Izquierdo, titular del Observatorio de la Violencia de la Universidad del Caribe.

“Hagamos de cuenta que hoy se declara una alerta sanitaria porque 4 de cada 5 mexicanos está contagiado de ébola. No hay ninguna institución en México capaz de enfrentar una situación de esas proporciones y justamente eso sucede actualmente con el machismo, que está impregnado en la cultura, en las escuelas, en los centros laborales, en la educación, en prácticamente todos los ámbitos”. Se trata, dijo, de una epidemia mortal, que por consecuencia ataca también a cuatro de cada cinco hombres enfermos de violencia, que es una enfermedad a la que nos hemos acostumbrado.

Casos reales

El director de la Jurisdiccion Sanitaria Número 2, Jorge Gutiérrez Contreras, dijo que al menos durante los fines de semana detectan plenamente 5 casos de violencia en contra de la mujer en la sala de urgencias del Hospital General.

“En realidad los fines de semana se atienden hasta 200 casos de violencia en general, en los que regularmente está involucrado el alcohol. De todo ese universo, se logran identificar 5 casos en promedio, porque resulta muy difícil que la mujer acceda a evidenciar a su pareja”.

NÚCLEO FAMILIAR AFECTADO

Sergio Contreras García, sociólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México, radicado en Cancún, señaló que la violencia hacia la mujer afecta no solo a quien lo recibe, sino a todo el núcleo familiar donde se desenvuelve, pues la gran mayoría de féminas atacadas es dentro del hogar por sus propios cónyuges, lo que genera diversas afectaciones sociales que dejan profunda secuelas en hijos y familiares.

“Toda violencia afecta a la sociedad, pero la que reciben las mujeres dentro del hogar lesiona las propias raíces de la sociedad, pues es donde se forma la familia, donde se puede perpetuar o romper ese ciclo de machismo que pueda existir en las casas quintanarroenses”, detalló Contreras García.

Cabe señalar que más del 60% de mujeres en edad productiva laboran en el estado de Quintana Roo, un promedio que supera la media nacional que es establece una paridad de en los puestos de trabajo.

El subempleo también es una constante entre las mujeres como una alternativa de trabajo , quienes carecen de prestaciones sociales, planes de jubilación y ahorro para el retiro y educación de hijos.

Los males laborales de las féminas

Elizabeth Tinoco, directora de la Oficina Regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina alertó que las mujeres en México son susceptibles a la violencia laboral, a través de la discriminación, el acoso sexual, moral y la falta de reconocimientos a sus logros.

 “A pesar de que la violencia hacia las mujeres existe en países más desarrollados, en México el marcado machismo es un factor que agrava la situación de miles de mujeres en su entorno laboral, y lesiona en distintos niveles a la sociedad, pues una mujer que no es feliz en su trabajo, tarde o temprano refleja esa frustración en la familia y por ende en los hijos”, explicó la especialista laboral.

Elizabeth Tinoco expresó que las mujeres aún son vistas como una “carga” en algunos sectores productivos, por lo que muchas veces son discriminadas de manera clara e incluso perciben salarios menores a los hombres por las mismas funciones.

 “Aún falta camino para lograr una paridad justa, pero los avances han sido notable en los últimos años en el país”, finalizó la especialista laboral.

Opciones de atención

Míldred Ávila Vera, delegada en la zona norte del estado del Instituto Quintanarroense de la Mujer, dijo que en las diferentes Unidades de Especialidades Médicas que se han abierto en el estado, lo mismo que en el IQM, se recibe por lo menos un caso diario de mujeres víctimas de violencia, las cuales acuden en crisis, en depresión, temerosas, con psicosis, sin siquiera identificar el problema como tal, y en cambio atribuyéndoselo al estrés del trabajo o a las presiones económicas. Tras una plática con ellas, se logra identificar que están viviendo violencia psicológica a la cual se habían acostumbrado, y no logran identificar hasta que reciben ayuda externa.

Exhortó a todas las mujeres que padecen algún tipo de violencia o acoso a denunciar, ya que en la entidad no se permitirá que ninguna fémina pase por una situación de este tipo. Dijo que es importante que todos tomen conciencia sobre este punto y que en un futuro inmediato se logre erradicar o disminuir al máximo este problema en el país y para ello es necesario educar a los hijos en este tema.

Fuente: (La Verdad)

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo