Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Muere recién nacida en Oaxaca por retraso en atención a parto

32

A la madre, zapoteca de 30 años, le extirparon el útero sin su consentimiento: familiares

Los parientes están en su derecho de demandar; no hubo negligencia, asevera el director del hospital general de Juchitán

El producto había dañado el órgano materno, explicaron médicos

Rosalba Vicente Morales, indígena zapoteca de 30 años de edad, perdió a su recién nacida en el hospital general Macedonio Benítez Fuentes de esta ciudad, donde la operaron 12 horas después de que fue ingresada, y además le extirparon la matriz sin su consentimiento porque el producto –le dijeron– había dañado el útero, denunció su hermana Minerva.

La informante dijo que a Rosalba la llevaron a las 10 horas del jueves al área de urgencias del nosocomio, con una orden médica otorgada en el centro de salud del municipio de Xadani –donde residen– que indicaba la necesidad de una intervención quirúrgica.

Rosalba, detalló, fue internada, pero sólo la intervinieron cuando ya tenía sangrado y dolores muy fuertes. Luego de la operación le indicaron que la bebé había fallecido y que la matriz le había sido extirpada, según indicó el ginecólogo que la operó –a quien identifica únicamente como Santiago–, pues, le dijo, no había otra solución.

Declaró que al concluir la operación, el médico Santiago le indicó que las circunstancias del parto no le permitieron preguntar a los familiares si le extirpaban la matriz.

Minerva Vicente Morales señaló que estuvo con su hermana en un cuarto casi 12 horas, en espera de que la atendieran y recordó que cada vez que solicitaba atención para su familiar, doctores y enfermeras le respondían que los dejaran hacer su trabajo, que ellos eran los profesionales.

Vamos a llevar este caso hasta las últimas consecuencias. El esposo de mi hermana vive en Monterrey. Ahora nos quieren entregar a la bebé para que le demos sagrada sepultura; nosotros ya les dijimos que no. Rosalba está en peligro todavía, perdió mucha sangre, ya le han donado dos unidades y parece moribunda, indicó.

Jerónimo Ramírez, director del Hospital General, rechazó que se trate de un caso de negligencia médica, y aseguró que a la mujer se le salvó la vida quitándole la matriz; también negó que hubiera llegado con una orden médica del centro de salud de Xadani para operarla.

Los familiares están en su derecho de demandar; la atención se le dio a la paciente no fue negligente, concluyó.

En este mismo nosocomio, una bebé nació en el baño de urgencias la semana pasada, por falta de atención oportuna.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo