Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Monarcas, el chantaje por el dinero público

32

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A cambio de no llevarse a Monarcas Morelia a Mazatlán, TV Azteca, del Grupo Salinas, le pidió 400 millones de pesos anuales al gobierno de Michoacán para operar el equipo de Ricardo Salinas Pliego, el segundo hombre más rico de México.

Sin haber solicitado a la Liga MX el cambio de sede, sin avisarle al gobierno michoacano ni cerrar un acuerdo con el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, TV Azteca orquestó desde el jueves 21 una campaña para posicionar ante la opinión pública que irremediablemente Monarcas se mudará a Mazatlán, donde jugará a partir del Torneo Apertura 2020.

Sin embargo, el lunes 25 comenzaron las negociaciones entre el gobernador Silvano Aureoles y Grupo Salinas-TV Azteca para llegar a un acuerdo económico que mantenga al equipo en Michoacán, donde urge atender otros sectores, como el económico y de salud, por los estragos de la pandemia de coronavirus.

“La postura del gobierno del estado es clara: hará todo lo necesario para que el equipo se quede, pero algo alcanzable en medio de la crisis de covid-19. ¿Qué quiere decir esto? Sin comprometer recursos económicos estratégicos que hoy nosotros tenemos muy claros: están para el cuidado de la salud y la vida de los michoacanos. Si el acuerdo pasa por una cuestión económica, seguramente no lo haremos. Con la pena, con el dolor y apelando a la comprensión de los aficionados”, dice a Proceso el secretario estatal de Gobierno, Carlos Herrera Tello. 

La noche del sábado 23 Herrera Tello habló por teléfono con Severiano García Ruiz, director de Negocios del Futbol de TV Azteca, quien le informó que si bien como estrategia comercial pretenden “mejores condiciones económicas” para su negocio, tampoco “han tomado una determinación”. 

“Me confirmó esta persona –dice Herrera Tello– que sí están en el análisis de seis plazas diferentes (para llevarse al equipo) y acordamos que el gobernador de Michoacán se reuniera el lunes 25 con la Dirección de Deportes de Grupo Salinas.” 

A pesar de eso TV Azteca, que dirige Benjamín Salinas Sada, puso presión a Aureoles y a los aficionados de Monarcas la noche del domingo 24 en el programa Marcaje Personal del canal ADN 40, en el que los comentaristas deportivos anunciaron el cambio de sede. “La mudanza de Monarcas de Morelia a Mazatlán es un hecho. Del martes (26 de mayo) no pasa que se haga oficial”, aseguró el periodista David Medrano.

Durante más de media hora, en el programa deportivo se esgrimió la razón principal por la cual, después de 70 años, el equipo cambiaría de estado: un grupo de empresarios sinaloenses están interesados en patrocinar al equipo para que haya Primera División en Mazatlán.

Según dijo Medrano, es insostenible la “idea romántica” de mantener un equipo en una plaza donde los empresarios locales no le aportan dinero y es peor si 25% de los asientos del estadio Morelos (propiedad del gobierno del estado y con capacidad para 35 mil aficionados) fueron “vendidos a perpetuidad” y la directiva del club no se beneficia de esos ingresos. 

“En Morelia está la base de la empresa de cine más importante en la República Mexicana y de Latinoamérica (Cinépolis), una de las empresas más exitosas de la familia Ramírez. En varias ocasiones la gente de Monarcas se acercó para invitarlos al proyecto, para ofrecerles en venta la franquicia cuando surgió el tema de la multipropiedad, y no les interesó. 

“El tema económico es fundamental en el futbol y si las empresas regionales no empiezan a apoyar estos proyectos, pueden replicarse este tipo de casos como el de Monarcas”, afirmó Medrano. 

Lo que no dijo es que, mediante la firma de convenios, cada año Monarcas Morelia ha negociado la entrega de 40 millones de pesos de sucesivos gobiernos estatales, ni que con recursos públicos de los michoacanos (49 millones de pesos) se remodeló en 2011 el estadio Morelos, que el equipo utiliza en forma gratuita a través de un comodato. 

A cambio, la directiva del club se ha comprometido por escrito a hacer labor social, permitir que los jugadores asistan a firmas de autógrafos y acompañen al gobernador en turno en algún acto público, lo cual rara vez cumplió. 

“Es un equipo que le ha costado mucho al pueblo michoacano. Platiqué con el gobernador y me dijo que habría que trabajar toda la semana en una serie de opciones para que permanezca en Morelia. No tenemos hasta hoy una notificación formal de que el equipo se va a ir. En la conversación (con García Ruiz) también me dijo: ‘Estamos negociando otras opciones para mejorar las condiciones económicas; no hemos tomado la decisión de irnos ni de quedarnos’.

“Entiendo que es el esfuerzo de una empresa por buscar rentabilidad. Su objetivo es ganar más dinero. Si hay condiciones que podamos cumplir, lo haremos con mucho gusto. Si hay condiciones que pasen por un compromiso presupuestal que debamos distraer otros recursos, no lo vamos a hacer. Nos vamos a centrar en garantizar los recursos para salud, educación y seguridad”, insiste Herrera Tello. 

Tras el erario

No es la primera vez que TV Azteca amenaza con llevarse a Monarcas de Michoacán. Sin importar el partido gobernante, la empresa del Grupo Salinas tiene por costumbre presionar al gobernador en turno para que abra las arcas públicas y le ayude a financiar el club. 

Desde que Monarcas fue adquirido por TV Azteca en 1996, los gobiernos de Michoacán le han dado prioridad al futbol profesional por encima del deporte social o de alto rendimiento. Anualmente el estado destina 50 millones de pesos para el deporte estatal, de los cuales, después del gasto corriente y pago de salarios a trabajadores sindicalizados, quedan sólo 10 millones para invertir. 

El mejor resultado que ha obtenido la entidad en 22 años de Olimpiada Nacional fue en 2018, cuando finalizó en la posición 18 de 35 participantes.

En los 20 años que TV Azteca ha sido propietaria de Monarcas Morelia el club sólo ha conseguido un título de Liga (en el Torneo de Invierno 2000) y perdió tres finales ante Toluca, Monterrey y Pumas. Es un equipo de media tabla cuyo más reciente “éxito” fue haber evitado descender a la Liga de Ascenso en el Torneo Clausura 2017.

Insatisfecho porque el futbol “no es negocio” ni les deja las utilidades que desean –como manifestó en 2018–, Salinas Sada pretende aprovechar el estadio de futbol que Quirino Ordaz construyó en Mazatlán con dinero público, así como cualquier otro beneficio gubernamental o de empresarios locales para que él no gaste en su equipo. 

Si no es en Mazatlán, TV Azteca mudará al equipo al estado que les garantice más dinero. Una fuente reveló que la empresa de Grupo Salinas pretende conseguir 400 millones de pesos anuales para financiar a Monarcas. El equipo jugará en la plaza que esté dispuesta a darle la cifra más cercana a ese monto, sin importar si se trata de recursos públicos o privados. 

En este caso, a la Federación Mexicana de Futbol no le provoca escozor que el dueño de Monarcas Morelia opere con dinero y prebendas gubernamentales, como sí ocurrió con los clubes de la Liga de Ascenso Mx, donde para contar con la certificación los propietarios, en teoría, no pueden recibir recursos públicos estatales o municipales. 

Ordaz obtuvo del gobierno federal 400 millones de pesos y él decidió tomar otros 300 millones del estado de Sinaloa para construir el estadio: un inmueble con 25 mil asientos que, sin tener un proyecto sólido que justifique el gasto para no convertirse en un elefante blanco, ya cumple con el cuaderno de cargos para recibir a un equipo de la Primera División.

Incertidumbre y enojo

Ante la información que TV Azteca ha diseminado en sus canales para dar por hecho el cambio de sede de Monarcas, al mismo tiempo que el Grupo Salinas presionaba al gobierno michoacano, Ordaz fue el primero en hacer fila. 

“No es todavía una realidad, eso depende de la Federación Mexicana de Futbol y de las últimas negociaciones en México. Es Monarcas Morelia, efectivamente. Ellos tienen interés de salir de Morelia por todas las razones que sólo ellos saben y les interesa mucho venirse a Mazatlán”, declaró el gobernador sinaloense el martes 26, entrevistado en el programa radiofónico Línea Directa, de una estación local.

Precisó que el equipo seguirá siendo propiedad de TV Azteca, que tendrá “que comercializar muchas cosas; ellos buscarían sumar a muchos empresarios, empresas”.

Proceso consultó al grupo de empresarios mazatlecos con mayor solvencia económica como para abrir la cartera –aun en medio de la pandemia– y sostener un equipo de futbol de Primera División. 

Rodolfo Madero, de Grupo Alerta-Televisora del Pacífico, negó estar interesado o siquiera haber tenido pláticas con el Grupo Salinas. José Antonio Toledo Ortiz, dueño del club de beisbol Venados de Mazatlán, no confirmó que quiera ser socio comercial del Mazatlán Futbol Club y se excusó diciendo que por el momento no está dando declaraciones. 

José Eduvigildo Carranza Pinsa, propietario de Grupo Pinsa (atún Dolores), no contestó a la solicitud de entrevista. Erick Arellano, de Grupo ArHe (Leones de Yucatán), aseguró que no participará. Lo mismo dijo Alfredo Arámburo, quien en 2019 adquirió a los Algodoneros de Guasave. Entre los empresarios se comenta que Jesús Vizcarra, de la firma Su Karne, tiene la suficiente solvencia como para mantener él solo al equipo. 

A pesar de que la directiva de Monarcas Morelia tampoco le ha solicitado a la Liga MX el cambio de sede, el presidente de este organismo, Enrique Bonilla, está más que entusiasmado con la idea de la mudanza. La aprobación de la asamblea, como suele ocurrir en el futbol mexicano, será un mero trámite. 

“En el reglamento están establecidos otros tiempos, pero tenemos que ser flexibles dadas las circunstancias que hemos vivido. Se tiene que dar previo a la próxima asamblea de la Liga MX para que se autorice o no cualquier movimiento, ya sea de sustitución de certificado o el cambio de nombre”, declaró Bonilla el domingo 24 en el programa de Televisa La Jugada.

El directivo se regodeó al narrar su recorrido por el nuevo estadio en compañía de Ordaz: “Tuve la oportunidad de visitarlo y de platicar con el gobernador. Es un estadio que va a tener las condiciones necesarias, porque está a punto de ser concluido, para que el aficionado pueda ver ahí no sólo el futbol, sino cualquier espectáculo con un nivel de confort y seguridad de primer mundo. Es un estadio muy bello y si llegara algún equipo, ya sea de Liga MX o de la nueva división de lo que era el Ascenso MX (la Liga de Desarrollo), créanme que va a estar en una gran plaza y con un gran estadio”, declaró Bonilla.

“Imagínate todo el turismo que va a atraer, el negocio para los transportistas y el comercio –fantaseó Ordaz en la entrevista del martes 26–. Cada dos semanas la gente va a querer estar allá asistiendo. En dos semanas vamos a saber, pero no está confirmado todavía. ¿Les interesa? Claro que les interesa Mazatlán. Nos va a cambiar la imagen, que vean el verdadero rostro de los sinaloenses. Esto va a mover masas.”

El mandatario sinaloense manifestó que ya piensa en que la selección nacional dispute juegos oficiales y amistosos en el nuevo estadio y los aficionados tengan en qué entretenerse los ocho meses del año que no hay beisbol en Mazatlán. 

En contraparte, a raíz de que TV Azteca anunció que Monarcas se marchará de Michoacán, los aficionados protestaron en las calles, a pesar de la contingencia sanitaria.

En conferencia de prensa, los líderes de la porra Locura 81 llamaron a boicotear a las empresas de Grupo Salinas (Elektra y Banco Azteca) si a la brevedad no hay certeza sobre la continuidad del equipo en la entidad. También responsabilizaron a la empresa por un posible aumento de contagios en la capital michoacana.

“Pedimos al Grupo Salinas que salga y dé la cara con una explicación. En caso de que no haya respuesta, llamamos al pueblo de Morelia a no consumir nada de sus comercios, bancos y entretenimiento que ofrecen”, clamó Rubén Sámano, de Locura 81.

Hasta el cierre de esta edición, el Grupo Salinas seguía negociando directamente con Aureoles para que accediera a pagar a cambio de que Monarcas siga en Morelia. Lo más que podría conseguir es un convenio hasta agosto de 2021, cuando concluirá el mandato del político perredista. (Con información de Francisco Castellanos.)  l

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo