Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Migrante salvadoreño que murió con su pequeña hija en río Bravo huían de la pobreza, esta es la historia

533

La esposa del migrante logró sobrevivir y contó las razones por las cuales dejaron El Salvador

El nivel de vida sumido en la pobreza obligó a Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y a Tania Vanessa Ávalos, de 21 años, a emprender un viaje junto a su pequeña hija Angie Valeria, de un año y 11 meses, el cual consistía llegar a suelo estadounidense y lograr aquellas metas trazadas para tener un futuro distinto.

Óscar trabajaba en una pizzería, mientras que su esposa Tania recientemente se había dejado su trabajo de cajera en un restaurante de comida china. Lo hizo para dedicar tiempo completo a su pequeña hija.

El adiós a El Salvador

El 3 de abril dejaron su natal municipio de San Martín, San Salvador, sin pensar que este viaje ya no tendría retorno.

Después de varios días lograron llegar a un albergue para migrantes en Tapachula, México. Fue en ese momento en que el sufrimiento para esta pequeña familia comenzó, ya que la larga espera para obtener una respuesta favorable por parte de las autoridades estadounidenses para concederles asilo jamás llegó.

Pasaron dos meses en el refugio y este 23 de junio tomaron la decisión más difícil de sus vidas: arriesgarse para alcanzar el “sueño americano” cruzando el río Bravo.

Un viaje peligroso

Óscar y Tania, según cuentan familiares, en varias ocasiones se les indicó lo peligroso que se había vuelto ir a Estados Unidos en calidad de inmigrantes.

Pero fue la pobreza y la falta de oportunidades que obligaron a la joven pareja a llevarse a su pequeña Angie Valeria para darles un mejor futuro.

Según medios locales, otros familiares de la joven familia destacaron que el plan de ellos era cruzar el río Bravo y que ya estando en suelo estadounidense se entregarían a las autoridades migratorias con la esperanza de que se les otorgara el permiso de estar en este país.

Trágica muerte

El futuro estaba del otro lado del río Bravo, Óscar agarró a su hija y la colocó en su espalda, debajo de su camisa; mientras que Tania nadó por sus propios medios.

Una fuerte corriente le arrebató el sueño a Óscar quien nada pudo hacer por salvar a la bebé, ambos murieron ahogados y sus cuerpos fueron localizados horas después.

Esta suerte estuvo cerca de correrla Tania, pero otra persona logró rescatarla y ponerla a salvo en tierra firme.

Las autoridades salvadoreñas se encuentran trabajando en el proceso de repatriación del padre y su pequeña hija, mientras que Tania continúa en un albergue migratorio en Matamoros.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More