Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Michael Phelps está de vuelta y listo para Rio 2016

58

La grandeza puede ser difícil de definir, pero en la natación olímpica dos palabras son suficientes: Michael Phelps.

Pese a que un elenco global de campeones y sensaciones de la natación se prepara para las piscinas de Río de Janeiro, el mejor nadador de la historia será de nuevo el centro de atención en sus Juegos de despedida.

Phelps, quien se retiró en el 2012 pero dio marcha atrás en su decisión, tal vez no gane la mayoría de las medallas pero sus quintos Juegos Olímpicos son mucho más que eso.

«En el 2012 lo que quería era salir rápido de eso, no quería saber de nada», dijo en las pruebas olímpicas de su país. «Volví porque quería. Quería hacer esto por mí (…) y en mis términos», agregó.

El nadador de 31 años competirá en tres eventos individuales (100 y 200 metros mariposa y 200 combinados) además de los relevos con un equipo estadounidense más joven que ha tenido algunos cambios desde Londres.

En Río, Phelps buscará aumentar su récord de 18 títulos olímpicos y 22 medallas en total. Ganador de los 100 metros mariposa y los 200 combinados en los últimos tres Juegos, el atleta puede convertirse en el primer nadador en coronarse en el mismo evento individual en cuatro Olímpicos seguidos.

Phelps no es el nadador estadounidense de más edad en Río, ya que en el equipo figura el medallista de oro del 2000 Anthony Ervin con 35 años. Ryan Lochte, de 31 años y 11 veces medallista olímpico, competirá en sus cuartos Juegos.

Si alguien va a ocupar el lugar de Phelps, posiblemente sea Katie Ledecky. La estadounidense de 19 años tiene el récord mundial en los 400 y 800 metros libres y podría completar una tripleta de oro también conquistando los 200 metros.

Ledecky, quien ganó cuatro oros individuales en el Mundial del año pasado en Rusia, es la atleta más joven del equipo estadounidense pero parece invencible en los 800 metros.

Su compañera en el equipo Missy Franklin, quien obtuvo cuatro oros y un bronce en el 2012, competirá solo en dos eventos individuales y un relevo tras un decepcionante desempeño en las pruebas olímpicas.

Regreso australiano

El resto del mundo, en particular los australianos, detectan una oportunidad.

Cate Campbell marcó un récord en los 100 metros libre en julio, mientras que su hermana Bronte es campeona mundial, pero ambas enfrentan la amenaza a su reinado de la sueca Sarah Sjostrom. Entre los hombres, Cameron McEvoy buscará el oro en los 100 metros libres, uno de los cinco eventos en los que competirá.

Emily Seebohm y su novio Mitch Larkin llegan a Río como los campeones mundiales en 100 y 200 metros espalda.

Los europeos también planean figurar, con el campeón mundial en pecho, el británico Adam Peaty, y el monarca planetario de los 200 metros libre James Guy intentando representar con éxito a un país que no ha tenido un medallista de oro olímpico masculino desde Adrian Moorhouse en 1988.

Hungría, Holanda, Italia y Francia -que llevará al campeón mundial y olímpico de los 50 metros libre Florent Manaudou- cuentan con potenciales ganadores entre sus filas.

Africa aspirará a medallas con los sudafricanos Cameron van der Burgh, el reinante campeón y rival de Peaty en los 100 metros pecho, y Chad Le Clos, quien venció a Phelps en los 200 metros mariposa en el 2012.

Los comentarios están cerrados.