Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

‘Me decepcionan los ataques de López Obrador a medios de comunicación’: Jennifer Clement, presidenta de PEN Internacional

80

¿Cómo incorporar y proteger a las lenguas originarias a la dinámica del siglo XXI? Varias posibles alternativas surgirán del encuentro ‘Escribir el futuro en lenguas indígenas’, que se celebra en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

El foro organizado por el PEN Internacional reúne a especialistas de diversas nacionalidades para debatir sobre temas como traducción, integración y literatura.

Jennifer Clement, presidenta del organismo dedicado a la defensa de escritores y periodistas en situaciones de riesgo, habla de la pertinencia del evento y alerta en entrevista, sobre los riesgos que enfrena la libertad de expresión en países como Venezuela, Rusia, Turquía o México.

 ¿A qué necesidad responde un encuentro como este?

Para el PEN la defensa de las lenguas frágiles o indígenas es muy importante. El año pasado se establecimos un Centro PEN al sur de la India para defender sus lenguas originarias. No es algo excepcional estar aquí. Sin embargo, a nivel personal, sí representa un gran sueño y ojalá se avance con este encuentro, establecer un Centro PEN Maya.

¿Qué otras actividades realizan en este sentido?

El PEN ha hecho documentos muy importantes firmados por la UNESCO y ante las Naciones Unidas, para proteger los derechos de las lenguas originarias. Afortunadamente, en México se han realizado cosas importantes. Ya se cuenta con instituciones y programas adecuadas. Para nosotros lo más relevante es darles una dimensión viva para que no se queden únicamente en el marco de la antropología, por eso el encuentro se llama Escribir el futuro en lenguas indígenas.

En un momento donde se tiende a la homogeneidad, ¿cómo proteger a las lenguas originarias?

Llegará el momento en que estos mundos se incorporarán a las nuevas tecnologías. Acabo de estar en Dharamsala, al norte de la India, con unos tibetanos exiliados con el Dalai Lama. Conocí a un hombre brillante, creó una especie de programa Google en tibetano. Ese es uno de los retos hacia el futuro. La misma tecnología puede ser una herramienta para salvar estas lenguas. En India esto es particularmente importante porque tienen un presidente quiere imponer como únicas lenguas el hindi y el inglés. En Tibet es ilegal hablar y escribir en tibetano. Es un problema globalizado que cambia en función del momento histórico. Sin embargo, creo que encuentros como éste nos hacen pensar en futuro promisorio.

¿Cómo sigue el PEN lo que sucede en Venezuela?

Lo seguimos con mucho cuidado. Tenemos un Centro PEN en Venezuela con casi todos sus integrantes en el exilio. Procuramos proteger a escritores y periodistas en situaciones de riesgo y peligro, y a algunos venezolanos los enviamos a sitios seguros. Fallamos con unos pocos, de quienes ni siquiera tenemos noticias.

¿Han tenido alguna respuesta del gobierno de Nicolás Maduro?

Más allá de Maduro es un fenómeno mundial. Orbán, Erdogan, Putin y Trump, me permiten decirte que vivimos un momento difícil para la libertad de expresión. Nosotros trabajamos mucho con ICORN, la asociación de ciudades de asilo. Revisamos los casos y recomendamos a los escritores y periodistas para que viajen a las ciudades en condiciones de exilio. Cuando llegué a la presidencia del organismo hace cuatro años, había cien solicitudes, hoy te puedo hablar de cientos. Vivimos una época de una democracia enmascarada en donde abunda la impunidad. En México tras el asesinato de más de 120 periodistas no hay ningún encarcelado.

¿Qué piensas de las reacciones de López Obrador ante medios de comunicación críticos?

Me parece preocupante. Uno no puede tener democracia sin una prensa libre. En parte, López Obrador llegó a la presidencia por el periodismo crítico. Sus reacciones son peligrosas. Como presidenta de PEN todos los días me encuentro con personas que se juegan la vida por decir la verdad. Sus ataques a medios de comunicación me decepcionan.

¿Qué piensas de los mecanismos de protección para periodistas en México?

Varios periodistas mexicanos me han dicho que no funciona debido a la impunidad. Puedes tener leyes y protocolos, pero mientras se mantenga esta situación no cambiará nada. México es un foco rojo. Cuando voy a Turquía siempre les digo: “ustedes tienen periodistas en las cárceles, en México están en las tumbas”. Es muy grave lo que sucede.

Aristegui Noticias

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo