Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Magistrado Reyes Rodríguez Mondragón renuncia a la presidencia del TEPJF; se perfila interinato

40

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón renunció a la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), por lo que se perfila el nombramiento de un presidente interino para solucionar la crisis que vive ese órgano electoral.

Reyes Rodríguez Mondragón fue nombrado presidente del TEPJF el pasado 4 de agosto, tras la sorpresiva destitución del magistrado José Luis Vargas Valdez, en una sesión pública en la que solo estuvieron presentes cinco de los magistrados electorales que integran la Sala Superior del Tribunal y que Vargas desconoció por considerar que era ilegal.

La renuncia de Reyes Rodríguez se da unas horas después de que el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, se reunió con el magistrado José Luis Vargas, quien a la salida del encuentro se dijo dispuesto a buscar una salida consensuada entre todas las partes.

En una larga carta que publicó en sus redes sociales, Rodríguez Mondragón reconoció que su designación como magistrado presidente del Tribunal Electoral no fue consensuada y se tomó en ausencia de los magistrados José Luis Vargas y Mónica Soto, por lo que era necesario reponer el proceso para tener mayor legitimidad.

“La decisión de designarme como presidente de este tribunal —si bien, mayoritaria— fue tomada en ausencia de dos magistraturas que integran el pleno de la Sala Superior, el magistrado Vargas y la magistrada Soto. Un órgano jurisdiccional colegiado debe cuidar siempre que en sus decisiones participen todos sus integrantes. Pero, además, es una regla clave de la democracia que los procesos legitimen el resultado; y eso requiere la elección de un nuevo presidente o presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, sentenció.

Agregó que la presidencia del TEPJF debe nacer de una voz colectiva que lleve a la reconciliación, condición que no se cumple mientras esté al frente del Tribunal.

“Desafortunadamente esto no se dio así en la sesión pasada, lo cual no es sino una muestra más de que el tribunal electoral pasa por una situación en la que es necesaria la reconciliación. La crisis en la Sala Superior del TEPJF es el resultado de una cadena de acontecimientos que han puesto a prueba la independencia e imparcialidad de este tribunal”, advirtió.

Ante las acusaciones de parcialidad que se han dado en su contra, dijo que no debe haber sospechas de injerencias externas al interior de un poder autónomo, por lo que debe poner de su parte para alcanzar esa reconciliación.

“Cuando en el debate entre jueces y juezas se da la menor sospecha de que existen injerencias de intereses externos, ese diálogo entre juzgadores para la construcción de mayorías y consensos se torna casi imposible. Me toca estar a la altura de mi tiempo; me toca incidir en la reconciliación y la concordia interna. Para ello, voy a dar un paso a un lado, para que el tribunal pueda caminar hacia adelante.

“Declinaré presidir este tribunal constitucional para que, en un proceso claro y transparente, entre todos y todas las integrantes de este órgano podamos elegir a quien lo presida”, concluyó.

Los comentarios están cerrados.