Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Los smartphones más importantes de la década

92

Para bien o para mal, ningún otro gadget representa mejor la década del 2010 que el smartphone. Los teléfonos inteligentes ayudaron a impulsar el ascenso meteórico de las aplicaciones de redes sociales como Twitter, Instagram y, más recientemente, TikTok, al tiempo que le dieron a millones de personas una cámara increíblemente potente que podían llevar a todas partes (en detrimento de las cámaras de toda la vida).

Usamos smartphones para pagar el café, desbloquear nuestro coche, controlar las luces de nuestra casa o simplemente para navegar por internet (desde 2018 la navegación móvil superó a la de escritorio para convertirse en el mayor impulsor del tráfico web global).

Por ello, ahora que estamos a final del 2019, parece el momento perfecto para echar la vista atrás y resaltar los teléfonos más importantes de la década (y los fallos más notables).

Nota: Esta selección no incluye necesariamente “los mejores” teléfonos de cada año, sino los teléfonos que tuvieron el mayor impacto, tanto en aquel momento como después de su lanzamiento.

2010 – El iPhone 4

También notables: Google Nexus OneMicrosoft Kin

A toda esa gente que dice que el dispositivo más filtrado de la historia ha sido el Pixel 3 o cualquiera de los Galaxy S que han venido detrás, con todo el respeto, tengo que decirle que estoy en desacuerdo. Nunca antes se había visto un dispositivo de esta magnitud con tanto detalle y tan pronto como ocurrió con el iPhone 4. Y menudo teléfono era aquel.

El iPhone 4 fue el primer teléfono de Apple en tener pantalla Retina, un procesador serie A y FaceTime, por no mencionar aquel nuevo diseño de vidrio y metal. Este teléfono fue una mejora notable del iPhone original y del iPhone 3G que lo precedieron, e incluso ahora, es el dispositivo icónico en el que mucha gente piensa cuando hablamos de un iPhone. No hay duda de que el iPhone 4 es toda una leyenda.

2011 – El Samsung Galaxy Note original

También notables: Motorola Atrix 4GGalaxy Nexus

Prácticamente todos los teléfonos fabricados hoy podrían recibir el calificativo de phablet a principios de esta década, y el teléfono que fue responsable de esta tendencia fue el primer Samsung Galaxy Note.

Cuando salió, hubo constantes quejas de que el Galaxy Note era demasiado grande y voluminoso y de que era incómodo de usar. No era así, sino que a algunas personas les llevó más tiempo acostumbrarse al hecho de que del mundo necesitaba pantallas mejores y más grandes. Además de eso, el Galaxy Note era el Cadillac de los teléfonos. Tenía una pantalla OLED con colores vibrantes cuando casi todos los demás teléfonos todavía usaban pantallas LCD, un lápiz óptico incorporado, una cámara trasera de 8 MP y una batería reemplazable. El Galaxy Note original tenía todo lo que podías desear en un teléfono del año 2011, y mucho más.

2012 – El Google Nexus 4

También notables: iPhone 5

Originalmente diseñado como un sistema operativo para cámaras, Android tuvo que ponerse al día después de su debut con el HTC Dream en 2008. Y a día de hoy, hay personas que se quemaron con los primeros teléfonos Android y aún se niegan a darles una segunda oportunidad. Pero con el Nexus 4, Google demostró por primera vez el poder y el atractivo de Android.

El Nexus 4 era elegante, súper rápido, y fue uno de los primeros teléfonos que admitió carga inalámbrica Qi, algo que a menudo ya damos por sentado en los dispositivos modernos de hoy en día. Y aunque la marca Nexus ya ha desaparecido, este teléfono ayudó a allanar el camino para unos cuantos dispositivos Android de gran calidad como fueron el Nexus 5, el Nexus 6P y el Nexus 7.

2013 – El HTC One M7

También notables: Nokia 1020Sony Xperia Z

Si hablamos de diseño de smartphones, sobre todo en 2013, el HTC One M7 rozó casi la perfección. Claro que tenía alguna parte de plástico en el cuerpo del teléfono, pero HTC fabricó un único chasis de aluminio para el cuerpo antes que prácticamente cualquier otro fabricante.

El One M7 también tenía unos altavoces duales frontales ridículamente buenos y HTC aprovechó su tecnología Ultrapixel para aumentar la calidad de las fotos con poca luz años antes de que el término pixel-binning empezase a ser conocido. Aunque es un poco triste que HTC nunca haya vuelto a hacer un teléfono tan bueno, no hay duda de que el One M7 fue el mejor aquel 2013.

2014 – El Amazon Fire Phone

También notables: Galaxy S5Galaxy Note EdgeOnePlus OneMoto X

Imagina un mundo en el que Amazon, una empresa que ya tiene una influencia descomunal en los hábitos de compra de la persona promedio, tuiviese línea directa hacia las mentes de millones de personas y pudiese vigilarlas en todo momento desde su bolsillo. Bueno, eso es probablemente lo que habría sucedido si Amazon no la hubiese cagado tanto con el Fire Phone como ocurrió en 2014. En lugar de un Android “normal”, Amazon salió con su propio sistema que no traía las aplicaciones de Google o el Play Store, lo que hizo que instalar muchas de las aplicaciones fuese algo realmente molesto o, a veces, hasta imposible.

Al mismo tiempo, la mayoría de las seis cámaras que traía el teléfono no servían para hacer que tus fotos se viesen mejor, sino para crear una especie de parallax para tu pantalla de inicio o para ayudarte a identificar productos que luego podías pedir desde el propio Amazon. En realidad, el Fire Phone parecía un cacharro para hacer que comprases más mierda, que un teléfono. Y cinco años después, aquella cosa sigue ostentando el título de peor dispositivo Fire que jamás haya sido creado.

2015 – El Blackberry Priv

También notables: Lumia 950

A mediados de década, el Blackberry Priv fue un punto de inflexión: los teclados físicos de los teléfonos habían pasado de ser esenciales a formar parte del pasado. Blackberry había pasado de tener el 20% del mercado entre 2008 y 2010, a tener menos del 1% en 2015 después del lanzamiento de la Blackberry Priv. Al poco después, Blackberry vendió sus derechos de marca de teléfonos a TCL, poniendo fin a su influencia en el mercado de los smartphones.

2016 – El Samsung Galaxy Note 7

También notables: OnePlus 3, Xiaomi Mi Mix, LG G5Huawei P9iPhone SEiPhone 7

El Galaxy Note 7 es el teléfono que nunca fue. Después de saltar directamente del Galaxy Note 5 al Galaxy Note 7, se suponía que este teléfono iba a ser el buque insignia entre los buques insignia. Samsung le dio al Note 7 un nuevo sensor de reconocimiento de iris, un montón funciones para el de S-Pen, una gran pantalla de 5,7 pulgadas y una enorme batería de 3.500 mAh.

Desafortunadamente, aquella batería también causó un montón de problemas al estallar en llamas sin previo aviso. Incluso después de que el Note 7 fuese retirado de todos los puntos de venta para que Samsung resolviese el problema, el teléfono regresó y todavía seguía explotando su batería. Esta debacle obligó a Samsung a reevaluar sus estándares de fabricación de baterías, y afortunadamente, ninguna de las baterías de sus siguientes teléfonos ha vuelto ha explotar.

2017 – El iPhone X

También notables: Blackberry KeyOneGalaxy S8Essential PhoneRazer Phone

10 años después del primer iPhone, Apple decidió dar un golpe encima de la mesa. El iPhone X marcó una era completamente nueva para los iPhones. No más Touch ID o bordes gruesos. En su lugar, obtuvimos una hermosa pantalla OLED con un montón de sensores dentro de su gran notch.

Incluso usar el teléfono era diferente con los nuevos gestos que vinieron para reemplazar el botón de inicio y varios de los comandos que había en los iPhones anteriores. Y a diferencia de muchos otros dispositivos Apple, el iPhone X solo estuvo disponible durante un año. Era un dispositivo especial que servía como celebración del pasado y como nueva ventana al futuro.

2018 – El Google Pixel 3

También notables: Oppo Find XRed Hydrogen OneHuawei P20 Pro

Después de los dos Pixel anteriores, parecía que el diseño contemporáneo de Google y el enfoque prioritario hacia el software había dado en el blanco con este Pixel 3. Combinando componentes como un sensor de huellas dactilares trasero, una buena pantalla OLED y carga inalámbrica Qi con funciones ingeniosas como el sistema de identificación de canciones, el Pixel 3 tenía el equilibrio perfecto entre tecnología e inteligencia.

Y gracias al modo de fotografía HDR+ del Pixel y al lanzamiento de su modo Night Sight, la cámara del Pixel 3 puso a todos los demás fabricantes de teléfonos en estado de alerta.

2019 – El Samsung Galaxy Fold

También notables: OnePlus 7 ProPixel 3a

En 2018, vimos el debut del primer teléfono plegable, y fue una pura basura. Pero pasemos rápidamente hasta el 2019, donde gracias al Samsung Galaxy Fold, de repente la idea de un teléfono inteligente plegable ya no parece tan descabellada. Vale, el Fold no es perfecto y los $2.000 que cuesta son un dolor. Pero con su pantalla OLED flexible de 7,4 pulgadas, tiene la capacidad de juntar una tablet, un e-reader y un montón de otros dispositivos en un solo cacharro. Y si tengo que ver películas en un avión tren o autobús, prefiero llevar un Galaxy Fold que prácticamente cualquier otro teléfono.

Los teléfonos normales con pantallas de cristal rígido no desaparecerán a corto plazo, pero el Galaxy Fold ha demostrado que todavía hay un mundo de posibilidades que los teléfonos aún tienen por explorar. Y a medida que avanzamos hacia una nueva década llena de sorprendentes tecnologías, no puedo pensar en un mejor dispositivo que nos prepare para el futuro que está por llegar que el Galaxy Fold.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo