Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

‘Little Los Angeles’: Un barrio de mexicanos deportados de Estados Unidos

40

 

¿Qué pasa después de ser deportado del país en el que has pasado casi toda tu vida? ‘Little Los Angeles’ en Ciudad de México da refugio a una creciente comunidad de deportados de Estados Unidos.

Este rincón de la Ciudad de México, alrededor del icónico Monumento a la Revolución, se está convirtiendo rápidamente en el hogar de un número creciente de personas que han sido deportadas de los Estados Unidos, más recientemente por las administraciones de Obama y Trump.

Es un pedazo de América en México y es generalmente el primer puerto de escala para muchos deportados mexicanos que no hablan español y sólo saben inglés.

La mayoría de los recién llegados terminan aquí buscando oportunidades de trabajo en los centros de llamadas de habla inglesa para clientes de grandes marcas. También es una oportunidad para mezclarse con gente que se enfrenta a una situación similar de ser extranjero en su propio país.

La organización sin ánimo de lucro New Comienzos trabaja para ayudar a los nuevos migrantes retornados a adaptarse a sus nuevas vidas.

Israel Concha es el fundador y director de New Comienzos: “El pequeño L.A. es una zona donde miles de binacionales han estado. Aquí nos sentimos cómodos, donde podemos hablar inglés sin miedo a ser discriminados, aunque estés tatuado o la forma de vestir, tu peinado; nos congregamos, vivimos, trabajamos, hemos abierto nuestro propio negocio, aquí”.

En el barrio de Tabacalera, muchos de los letreros están en inglés y las tiendas son atendidas por ex deportados.

“Bueno, básicamente nací aquí en México. Tenía como dos años cuando mis padres me llevaron a los Estados Unidos, así que primero terminamos en L.A., South Central”, dice Brian Mandujano, de 20 años, trabajador del centro de llamadas.

Hace un año, su padre fue arrestado y deportado por oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos. Esto desencadenó una cadena de eventos que vio a toda la familia regresar a México para mantener a la familia unida.

Mandujano dice que ha sido difícil adaptarse a un idioma y una cultura que le eran ajenos, pero está contento de haber encontrado una especie de oasis en la ciudad.

“Me siento de nuevo en los Estados Unidos porque en todas partes, como se ve, todo el mundo habla inglés, sabes que todos son amigables, hay mucha gente alrededor. Sabes que para mí es como un mundo completamente diferente aquí”, dice.

La mayoría de las tiendas en Little L.A. apoyan a la comunidad binacional y ofrecen oportunidades para satisfacer las diferentes habilidades lingüísticas.

New Comienzos dice que la mayoría de la gente en Little L.A. tiene entre 20 y 40 años y aunque nacieron en México, pocos conocían la cultura mexicana. Puede que no sea el sueño americano, pero hay esperanzas de que las redes de apoyo a los inmigrantes deportados los ayuden a volar en la tierra de los aztecas.

Fuente: euronews.

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy