Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Levantan a Everardo Castro,colaborador del Isaías Capeline ejecutado en el 2016, eran los policías políticos de Roberto Borge 

436

Cancún.- El policía político del sexenio de Roberto Borge, Everardo Castro Colorado, fue levantado junto con un compañero que fue ejecutado, se trata de Ramón Enrique R.C.,

Se cree que Everardo pudo haber corrido la misma suerte que su jefe Isaías Capeline asesinado el 14 de Julio de 2016, pues se encontró una credencial a su nombre manchado de sangre en la camioneta donde ejecutaron a su compañero Ramón.

En la camioneta que ayer levantó a dos hombres durante la tarde del viernes, fue hallado el cuerpo de desmembrado de Ramón Enrique al interior del vehículo.

Los hechos ocurrieron en la región 75 poco después de las 11 de la noche de este viernes, y tras las primeras indagaciones se determinó que el cuerpo correspondía a Everardo Colorado ex comandante de la Policía Ministerial y policía político segundo a bordo en la administra de Roberto Borge Angulo.

Tras corroborar los datos emitidos por los testigos que presenciaron la sustracción de las dos personas en la región 227, se determinó que se trata de la misma camioneta. El otro levantado, Everardo, ex policía político, aún no aparece.

Cabe mencionar que Everardo fue separado de su cargo, ya que en su gestión como ex policía ministerial, se le relacionó por lo menos con 12 ejecuciones en el Estado.

El director de Gobierno de Quintana Roo, Isaías Capeline Lizárraga, fue asesinado un jueves 14 de julio junto con su escolta, Ángel Casillas.

El hecho ocurrió alrededor de la una de la tarde en el fraccionamiento Cumbres, en Cancún, donde Capeline y su escolta fueron interceptados por un vehículo desde el cual les dispararon.

Isaías Capeline era operador de la campaña “sucia” del PRI en la Zona Norte, apoyado por sus guardaespaldas Mario Fernando Lira Manzanero y Everardo Castro Colorado, bajo las órdenes del coordinador general de la campaña del PRI en Benito Juárez, el entonces diputado federal Raymundo King de la Rosa.

El presidente municipal en ese entonces, Julián Ricalde Magaña, denunció -en conferencia de prensa- que personal armado encabezado por un sujeto identificado como coordinador de Brigadas de Bienestar de Zona Norte, Isaías Capeline, en compañía de Everardo Castro Colorado y Mario Fernando Lira Manzanero, agentes estatales en activo, han estado actuando como una ilegal Policía Política, con abuso de autoridad interrogando a personal del Ayuntamiento de Benito Juárez que realiza funciones institucionales.

Isaías Capeline Lizárraga, Director de Gobernación acribillado en compañía de uno de sus escoltas de nombre Ángel Casillas en la ciudad de Cancún, fue una de las personas señaladas de realizar guerra sucia en contra de un buen número de políticos en las pasadas elecciones, así como de empresarios, comerciantes e incluso policías, por lo que no se descarta que su ejecución se encuentre relacionada con el narcotráfico y delincuencia organizada.

La historia del hoy ex Director de Gobernación en el Estado se remonta a su padre, don Isaías Capeline, alias “Capelo”, quien murió a los 75 años de edad reconocido como una persona carismática y fue  un elemento de la Policía Estatal Preventiva (PEP) durante el sexenio del primer Gobernador, Jesús Martínez Ross, donde se ganó la confianza de un buen número de políticos y empresarios a los que les cuidaba sus casas, negocios y familias, e incluso les llevaba el periódico todos los días.

Comerciantes como don Norman Angulo Mcliberty, Abraham Farah Wejeve y Johnny Baroudi Estéfano, le tomaron gran estima, ya que constantemente se le veía pasear por la avenida Héroes con su guayabera, pantalón de casimir y zapatos tipo mocasín, además de su pañuelo rojo con su pistola calibre 38 abastecida, con la que se daba a respetar, pero al mismo tiempo era apreciado ya que así como se le veía vigilando en el centro de la ciudad, también le gustaba entrar a convivir y tomarse una cerveza en el Mar Caribe.

Esto valió para que uno de sus hijos, Isaías Capeline Lizárraga, lo empezara a admirar y tratar de imitarlo, por lo que fue así como primeramente terminó de estudiar el bachillerato, posteriormente destacó como basquetbolista por su altura de un metro 85 centímetros, y gracias a su padre fue que primeramente ingresó como Director de la Comisión para la Juventud y el Deporte en Quintana Roo (COJUDEQ), seguidamente debido a las recomendaciones de su progenitor fue dirigente de la Federación del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).

Asesinan a Isaías Capeline y su escolta Ángel, ambos operadores de Borge

Bajo la sombra de su padre llegó ser síndico municipal, sin embargo, ante los casos de corrupción y abuso de autoridad de los que fue acusado a su paso por estas dependencias se determinó mantenerlo en la lista de espera, aunque seguía cobrando un jugoso sueldo por aprecio a su progenitor, quien falleció víctima de un paro cardiaco hace aproximadamente ocho años.

Capeline logró salir de la congeladora y colarse de nueva cuenta en la política durante los últimos cinco años, donde llegó a tener cargos jerárquicos como Director de Gobernación con altos salarios y privilegios.

Su muerte llegó a los 64 años de edad, tiempo en el que estuvo casado en tres ocasiones procreando 12 hijos, con 14 nietos y 3 bisnietos. Una de sus últimas apariciones públicas, en su faceta de empresario, fue cuando inauguró un restaurante de comida rápida en la avenida Maxuxac de la colonia Solidaridad, con una inversión de 600 mil pesos en donde estuvo presente el Gobernador del Estado, Roberto Borge Angulo.

Se pudo establecer que el hoy ex-Director de gobernación había recibido en múltiples ocasiones amenazas de muerte por realizar trabajos de espionaje a partidos políticos, dirigentes, activistas, personas relacionadas con el narcotráfico, delincuencia organizada y policías, por lo que en su momento se hizo acompañar por dos ex-comandantes de la Policía Judicial del Estado que responden a los nombres de Everardo Castro Colorado y Mario Fernando Lira Manzanero.

Familiares y amigos del hoy occiso que tienen sus domicilios en zonas de alta plusvalía se niegan a realizar comentario alguno sobre estos hechos, sin embargo existe temor de que se pueda atentar en contra de sus vidas como sucedió con Isaías Capeline Lizárraga, conocido chetumaleño quien quiso seguir los pasos de su padre, sin saber que en el intento perdería la vida.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo