Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

¡Lee estas historias! Abunda charlatanería en cirugía plástica

51

El sueño de rejuvenecer, aumentar la talla de su busto o glúteos puede terminar en pesadilla.

Según la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (AMCPER), por cada uno de los mil 300 cirujanos plásticos certificados en el país hay 15 seudoespecialistas que, con falsas promesas, llegan a aplicar sustancias que van desde parafina hasta aceite para coches y que pueden causar ulceraciones y acabar, incluso, en amputaciones.

Hay gente que se puede llegar a suicidar por el mal aspecto físico en que la dejó el cirujano que la operó, por la depresión que le provoca el haber quedado mal; a lo mejor le deja un párpado más abajo que el otro, la ceja mucho más levantada y ya le afea el rostro o la nariz, en algunos casos me ha tocado ver inclusive hasta perforación del tabique nasal”, advirtió Alfredo López Valle, académico de la Facultad de Medicina en el departamento de farmacología y perito médico.

De acuerdo con la AMCPER, México está en el top cinco de los países en el mundo donde más cirugías plásticas se practican, desde los 18 y hasta los 80 años. El problema es que en búsqueda de un bajo costo, el precio de la belleza puede resultar mortal.

Tenemos casos, sobre todo, en el Hospital General que han compartido algunos colegas con nosotros, de que se han tenido que ir haciendo mutilaciones en las zonas que inyectaron estas gentes, seudoespecialistas, hasta que fallece el paciente; hay un caso en que se fue mutilando una pierna, luego la otra, luego un brazo, luego el otro brazo, quedaron los muñones hasta que la persona falleció por la inyección de estos materiales, que les llamamos modelantes”, alertó Alfonso Vallarta, presidente de la AMCPER.

El modus operandi de los charlatanes de la belleza se da a través de anuncios en páginas de internet, periódicos, revistas y radio, pero los especialistas advierten que otra de sus técnicas es ganarse la confianza de los clientes en salones de belleza.

Entonces empiezan ganándose la confianza de los pacientes potenciales y después ya no sólo te peino, ya no sólo te aplico botox; ahora ‘por qué no te inyecto este producto que salió buenísimo’ y después de ahí ‘oye no quieres que te quite esta llantita”, explicó Alfonso Vallarta.

Para Amed Jaidar, especialista en dermatología, se ha vuelto cada vez más común recibir en su consultorio a pacientes con complicaciones, como irritaciones o quemaduras severas por haber acudido con un seudoespecialista a practicarse un procedimiento estético.

En dermatología vemos muchos  pacientes con peeling que no sabemos en realidad qué sustancias les aplicaron y llegan con quemaduras que les dejan cicatrices permanentes, desafortunadamente a veces lo barato sale caro”, dijo.

Los expertos advierten que estas prácticas son posibles porque la propia gente acude a servicios irregulares en los que en el mejor de los casos se encuentran a médicos generales. Lo peor es que llegan a practicar operaciones, literalmente, en cuartos carentes de los insumos médicos necesarios para hacer frente a una emergencia.

“Generalmente son o se hacen llamar cirujanos estéticos porque tomaron un cursito en una escuela patito o bien, porque aprendieron de algún cirujano”, exhibió Alfredo López Valle.

De 2011 a la fecha, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de la Secretaría de Salud ha realizado 136 verificaciones a establecimientos de medicina estética y ha suspendido 25.

Hemos tenido tres casos donde nosotros hemos acudido a estos establecimientos porque hemos visto que ha fallecido gente, hay dos casos muy recientes, donde se suspendió el establecimiento porque había fallecido una persona, estos establecimientos fueron suspendidos porque la autoridad no pudo verificar las condiciones físico-sanitarias de estos establecimientos, desde que si cuentan con el aviso de funcionamiento, si cuentan con el responsable sanitario, si hacen intervenciones quirúrgicas, si tienen licencia sanitaria, si las instalaciones son las que establece la norma”, explicó David Guzmán, director de Supervisión y Vigilancia Sanitaria de Cofepris.

Advierten de peligro por guayacol

Con décadas de experiencia en el ámbito médico forense, el doctor Alfredo López Valle comenzó a sospechar hace algunos años que el uso de una sustancia llamada guayacol, utilizada por mujeres y transexuales para aumentar el busto y los glúteos y borrar las líneas de expresión había provocado diversas muertes, por lo que junto con el doctor

Alfonso Efraín Campos, jefe del laboratorio de toxicología la UNAM, comenzó una investigación que terminó confirmándolo.

Tuvimos un caso en el cual a un homosexual le aplicaron guayacol para aumentarle las mamas y finalmente en diez sesiones se muere; luego tuvimos otro caso de una jovencita de aproximadamente 22 años, aspirante a actriz, que no tenía, para ella, suficiente busto, y vio el anuncio en el periódico.

Fue a que le aplicaran el guayacol en el cuarto de un hotel, ahí la citaron, se lo aplican y a las dos o tres horas aproximadamente esta niña se muere y todavía encontramos en el cuarto del hotel un frasco con guayacol, porque como se les murió ahí las gentes que se lo aplicaron salieron corriendo”, recordó el doctor López Valle.

Al reproducir el fenómeno en roedores, los investigadores de la UNAM encontraron que el guayacol es una sustancia altamente tóxica, que con mínimas dosis provoca una falla orgánica múltiple.

Hay una profunda hipotermia, una pérdida de hasta seis grados centígrados, que esto es prácticamente ya incompatible con la vida”, detalló Alfonso Efraín Campos, jefe de laboratorio de toxicología y coordinador de enseñanza del departamento de la UNAM.

Lo más grave, a decir de los investigadores, es que el guayacol utilizado con fines estéticos es de venta libre, lo que lo hace sumamente accesible para aquellos que lucran con la belleza.

Este producto con fines estéticos, que de ninguna manera está autorizado obedece a un uso totalmente clandestino, y yo diría que hasta criminal por la naturaleza”, acusó el doctor Alfonso Efraín Campos.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo