Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

La prohibición de delfinarios afectaría a Cancun, Isla Mujeres,Cozumel, Puerto Aventuras y Playa del Carmen

250

CANCÚN.- En la sesión de este martes, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 242 votos a favor, 190 en contra, el dictamen que reforma la Ley General de Vida Silvestre, para prohibir la utilización de mamíferos marinos de cualquier especie, como ballenas, delfines y manatíes, en espectáculos fijos o itinerantes.

En dicha sesión, Cesar Camacho Quiroz, líder del PRI en la Cámara, destacó que su fracción está convencida de la viabilidad jurídica, técnica, política, del dictamen, “hemos pactado en la Junta de Coordinación Política, que ya no haya ningún pronunciamiento respecto de un tema sobre el que se ha dicho todo; que nos avoquemos a votar y mi bancada mantiene su decisión de acompañar el dictamen y no querríamos que éste se convirtiera en un asunto que genere discordia”.

El PAN, en voz de su líder Marko Cortés, se mantuvo en la posición de su voto en contra porque atenta contra la vida de estos animales. No obstante, paso el dictamen sin discusión alguna y en cinco minutos, quedo establecido la prohibición de los delfinarios.

LAS ARISTAS DEL DICTAMEN

El dictamen prohíbe actividades que involucren a estas especies, con excepción de la investigación orientada a su conservación, que realicen instituciones de educación superior acreditadas. Se estableció que los mamíferos marinos que ya están cautiverio podrán seguir en esa condición, “para que cumplan todos y cada uno de los fines para los que recibieron la autorización correspondiente, siempre y cuando se garantice su integridad física y su salud”.

Pero no se permite que se destinen nuevos mamíferos, salvo los que se deriven de la aplicación del protocolo de atención para varamientos de mamíferos marinos y los que asegure la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El documento surgió de una iniciativa que el diputado Javier Herrera Berunda (PVEM) presentó el pasado 5 de enero, y tras su aprobación, con 242 votos a favor, 190 en contra y cero abstenciones, se turnó al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

Pleno de la Cámara Diputados dio seguimiento hoy a la discusión del dictamen que inició el jueves 6 de abril y continuó el pasado jueves 20 de abril, cuando se fundamentó el documento y los grupos parlamentarios fijaron su posición, pero al llevarse a cabo la votación en lo general se suspendió la sesión por falta de quórum.

El artículo Transitorio Tercero del dictamen, señala que queda prohibida la reproducción en cautiverio de las especies de mamíferos marinos, salvo en dos casos de excepción: El primero, que tenga como fin la recuperación, reintroducción y repoblación de especies sujetas a alguna protección; y, el segundo, que las hembras que ya están en cautiverio puedan reproducirse por única y última ocasión, sin que sus crías superen el número de hembras que ya existan en el inventario que presenten sus propietarios.

AFECTA A QUINTANA ROO

Si bien está justificada la defensa de los delfines, también se debe de tomar en cuenta los miles de empleos que se generan y el beneficio social que dan estas empresas a grupos vulnerables con las terapias con estos animales.

Pero aún más terrible es que, siendo Quintana Roo un estado en manos de la oposición y poseedor del 50 por ciento de los delfinarios que hay en el país, estos partidos políticos quieran terminar con una industria boyante como la de los delfinarios; que, por cierto, son bien atendidos en el cautiverio donde se encuentran, pues algunas empresas han logrado su reproducción con fines de conservar la especie.

La industria del entretenimiento donde intervienen animales fue, es y será muy lucrativa para los empresarios dedicados a esta actividad; como se sabe, ya el circo sin animales es una realidad en el país y ahora el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), junto con el Revolucionario Institucional (PRI) y el Nueva Alianza (Panal) van por prohibir el uso de delfines en actividades de recreación.

No obstante, los empresarios dueños de delfinarios, mexicanos y extranjeros, lógicamente se oponen a tal medida, pues argumentan que este show genera miles de empleos en todo el país, que probablemente se quedarían en la calle, se habla de veterinarios, entrenadores, promotores, cuidadores, fotógrafos, vendedores de tours, etc.

Pero esto sería de manera paulatina, en unos seis o siete años, dependiendo del tiempo que duren los delfines que ya están en cautiverio, pues el dictamen que está en discusión en la Cámara de Diputados propone que los animales de los delfinarios podrán quedar en cautiverio, pero con fines de exhibición e interacción hasta la muerte que, podría ocurrir antes de lo que estos animales viven en libertad. Con esto nunca más habrá animales encerrados, esa es la propuesta.

Para poner en contexto al lector, de aprobarse esta semana la propuesta, empresas como Dolphin Discovery, Wet and Wild en el Parque Nizuc, Delphinus y Xcaret perderían su razón de ser.

Las tres instalaciones donde Dolphin Discovery tiene sus animales son Villa Pirata (seis delfines), en Isla Mujeres; Chankanaab Marine Park (seis delfines) en Cozumel y Puerto Aventuras (8 delfines), en Solidaridad.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo